Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana debe 450 millones de euros a 2.200 farmacias de la región. Se acumulan cuatro meses y medio de impagos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los retrasos en los pagos de la Comunidad Valenciana a sus farmacias están provocando cierres, protestas y huelgas por toda la región. Se les adeuda medio mes de septiembre y octubre y noviembre íntegros de 2012; también están pendientes de cobrar los meses de febrero y marzo de 2013. Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos critican que el Consell sólo ofrece "promesas" sobre que "van a cumplir", pero no hay garantías.

“Se nos deben cuatro meses y medio de facturas, de este año y del anterior”. Ésa es la situación en la que se encuentran las farmacias de la Comunidad Valenciana, más de 2.200. Según explican desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos a El Confidencial Autonómico, los impagos han sido “constantes” desde 2011, momento en el que empezaron a registrar los primeros retrasos.

“Estamos hablando de una deuda de 450 millones de euros”, precisan. Han coordinado huelgas, protestas y solicitudes de amparo, pero la consellería de Sanidad no puede ofrecer “garantías”. “Siempre nos transmiten que van a cumplir, pero nada más”, añaden.

Está previsto que se les haya ingresado “una parte del mes de abril” estos días, pero la situación sigue siendo “muy grave”. De acuerdo con fuentes colegiales, la caída del negocio farmaceútico ha sobrepasado ya una reducción del 50%, lo que ha supuesto una devaluación de las licencias y del sector en general.

¿Qué opciones tienen los boticarios valencianos para sobrevivir mientras esperan cobrar? Las estrategias del Colegio Oficial de Farmacéuticos pasan por intentar aplazar pagos y renegociar determinadas condiciones con los proveedores, tal y como indicaban a sus colegas en una reciente circular.

Los farmacéuticos de la Comunidad Valenciana son los más afectados por este problema de impagos, junto a sus homólogos en Cataluña. “Es imposible mantener una botica en estas condiciones”, se lamentan, e indican que los problemas surgen cuando el impago se acumula en más de dos mensualidades. “Y aquí estamos hablando de cuatro meses y medio”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·