Jueves 19/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Oropesa tiene 25 millones y deuda cero

Mejoras en las playas, ayudas a los parados...ayuntamientos valencianos buscan dónde reinvertir el superávit

El remanente de Valencia (62, 2 millones), Alicante (30), Torrevieja (20) y Benicássim (13), entre otros municipios, acapara el trabajo de los consistorios estos días

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Valencia ha cerrado 2017 con un superávit de 62 millones de euros. Tras el resultado, hay una intensa actividad en todas las concejalías para proponer el destino de este superávit. Valencia espera que el decreto-ley anunciado por el ministro de Hacienda para los próximos días, permita inversiones municipales como no se ha hecho hasta ahora.

Joan Ribó. Joan Ribó.

“Hay una intensa actividad en todas las concejalías para proponer el destino del superávit de 2017”, han expresado fuentes del ayuntamiento de Oropesa del Mar (Castellón) a El Confidencial Autonómico, esperando que el decreto-ley anunciado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para los próximos días “permita inversiones municipales como no se permitía hasta ahora”.

Rafael Albert, alcalde de Oropesa del Mar, cuyo ayuntamiento ha tenido un superávit en 2017 de 25 millones de euros, y que asistió a la reciente reunión de la Federación Española de Municipios y Provincias en Madrid para tratar esta cuestión, “presume” de que el consistorio “tiene una deuda cero y un pago medio a proveedores de 4,6 días, dato del que muy pocos consistorios podrán presumir”.

Albert expresa que “se podrán llevar a cabo inversiones culturales, deportivas y sociales, es decir en todo prácticamente, sin los límites que antes se nos marcaban desde Madrid”.

Valencia ha tenido un superávit de 62 millones, Alicante 30 millones, Castellón 29 millones, Torrevieja 20 millones, Benicássim 13 millones y Elche 3 millones. Ninguno de ellos puede presentar unos resultados como los de Oropesa del Mar, pues varios tienen deudas, y otros – como es el caso de Castellón – “no ha gastado en las partidas consignadas en 2017, como es el caso de viviendas sociales y su mantenimiento, y encima han subido impuestos”, expresan a este digital fuentes de la oposición en el ayuntamiento de Castellón, gobernado por socialistas y Compromís con el apoyo de Podemos.

En todos los ayuntamientos se están elaborando posibles destinos del superávit, tales como mejora de servicios sociales, centros de cultura, instalaciones deportivas, asfaltado o pavimentado de calles, etc. Muchos de estos municipios estudian, también, mejoras en las playas, pues son un destino turístico de primera magnitud, tanto de instalaciones como de mantenimiento a lo largo de todo el año.

“Reinvertir con cabeza”

Desde otro de los consistorios consultados por ECA, manifiestan que “no queremos hacer obras o gastos como se hicieron en el Plan E de Zapatero, sino reinvertir con cabeza, en  auténticas necesidades y mejoras bien estudiadas”.

El empleo es una prioridad en todos los consistorios mencionados y, con el superávit, esperan “atender a desempleados, en la medida que se nos permita y las necesidades requieran esas contrataciones, sobre todo jóvenes, con cargas familiares y de larga duración”.

“En estos días hay multitud de conversaciones y reuniones con entidades de la ciudad, que saben el superávit y hacen propuestas de inversión”, expresan desde un ayuntamiento.

“La disminución de impuestos puede ser una medida ligada a la realidad del superávit, pero en el caso de Benicássim ya hemos llevado a cabo bajadas de impuestos y pagado la deuda de anteriores gobiernos municipales”,  afirman a ECA.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·