Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La polémica del decreto plurilingüe traspasa las fronteras

Periódicos europeos critican la imposición del valenciano en la enseñanza

Las quejas de los residentes extranjeros en la comunidad encuentran eco en medios noruegos, holandeses…

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El polémico decreto plurilingüe educativo valenciano, que establece seis niveles educativos en los que se prima el valenciano, está generando recursos ante los tribunales, manifestaciones y eco en periódicos extranjeros, sobre todo de países de los que proceden un buen número de residentes extranjeros en la Comunidad Valenciana.

Vicent Marzà, consejero de Educación de la Generalitat Valenciana. Vicent Marzà, consejero de Educación de la Generalitat Valenciana.

El Confidencial Autonómico ya informó hace unos días de que entre la nutrida colonia de extranjeros -muchos europeos, de países como Reino Unido, Alemania...- que reside en la Comunidad Valenciana había quejas porque el plan de la Generalitat Valenciana impedirá a sus hijos centrarse en estudiar en castellano e inglés.

Ahora, ECA ha podido comprobar que periódicos extranjeros, por ejemplo de Noruega, de Holanda... se están haciendo eco de esta polémica educativa, pues los propios residentes extranjeros están expresando su malestar ante los medios de su país.

En esos medios extranjeros se publican los niveles educativos previstos por el consejero de Educación valenciano (Vicent Marzà, de Compromís) y la polémica que ha generado.

La segunda mayor colonia noruega del mundo

Alfaz del Pi, en la provincia de Alicante, es la segunda mayor colonia noruega del mundo después de Londres. En la localidad alicantina hay unos 8.000 noruegos – en toda España hay 17.000 noruegos, sobre todo en la costa mediterránea, por ejemplo en otras ciudades alicantinas como Benidorm y Torrevieja -, que llevan décadas viviendo ahí.

No sólo se trata de jubilados, sino también noruegos que en la localidad alicantina han iniciado negocios, farmacias y quioscos. “Son familias, con hijos en edad escolar, que quieren que sus hijos estudien en castellano, y no mayoritariamente en valenciano como pretende Marzà”, expresan fuentes próximas al proceso a ECA.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·