Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Las cenas de Ximo Puig con simpatizantes socialistas provocan críticas en el PSPV

Comunidad Valenciana

Algunos sectores creen que estos encuentros, que los paga el partido, no son un ejemplo de “austeridad”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dirección del Partit Socialista del País Valencià puso en marcha hace unos meses la iniciativa “La Cena de los 100”. Consiste en diez cenas del secretario general, Ximo Puig, con un grupo de simpatizantes para conocer “los problemas concretos de los ciudadanos”. Algunos críticos con la dirección reprochan que este “no es el estilo de austeridad” que ahora se demanda.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, durante una cena con militantes y simpatizantes. El secretario general del PSPV, Ximo Puig, durante una cena con militantes y simpatizantes.

Este jueves se celebra la séptima cena que los socialistas valencianos están organizando con el secretario general, Ximo Puig, y con simpatizantes y afiliados al PSPV.

Al comienzo de la cena, se les entrega a los asistentes una ficha en la que se les piden sus datos personales, con el fin de facilitarles información acerca de los socialistas valencianos.

Los no militantes expresan sus propuestas y quejas políticas, mientras el afiliado va anotando lo más interesante o, simplemente, lo más comentado. A continuación, el afiliado expone sus anotaciones personales, y los dos líderes socialistas contestan.

Desde Blanquerías, la sede de los socialistas en Valencia, valoran para El Confidencial Autonómico estas cenas como “una experiencia positiva, con buenos resultados, para que los socialistas conecten con los problemas concretos de los ciudadanos”.

Sin embargo, otras fuentes del partido discrepan abiertamente de esta estrategia de la dirección.

No es un ejemplo de austeridad”

Fuentes del PSPV consultadas por ECA cargan duramente contra “La Cena de los 100”: “Invitar a cenar a unos pocos para escucharles no es el estilo de política que ahora se demanda, de austeridad y compromiso económico personal”.

Es el partido socialista quien corre con los gastos de las cenas, lo que podría chocar con la idea de “proximidad y austeridad” del partido que el PSPV trata de transmitir a sus simpatizantes.

Los organizadores de las cenas se defienden de estas críticas asegurando que, para estos encuentros entre Ximo Puig y simpatizantes socialistas, están buscando restaurantes -o incluso casales falleros- que no tengan un precio elevado.

Aunque pague el partido, en las cenas se comenta a los asistentes que, si quieren, abonen “la voluntad”, teniendo en cuenta las dificultades económicas que atraviesan las estructuras orgánicas del PSPV. “La mayoría abona la cena, porque suelen quedar contentos de ser escuchados y poder hacer una crítica constructiva”.

Directriz: sólo escuchar, no discutir

En estas cenas, que a veces han sobrepasado el número mínimo de 10 asistentes, existe una directriz desde los organizadores: se trata de “escuchar a los simpatizantes, no discutir”.

Estas cenas pretenden “movilizar a cargos y militantes, intentando un incremento de afiliados”. La disminución paulatina de militantes en las filas socialistas preocupa en el partido, pero según han manifestado voces críticas socialistas a El Confidencial Autonómico, “no parece que se repita la experiencia, o al menos no contará con nuestro apoyo”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·