Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El circuito urbano de Valencia está a merced de los ladrones por falta de vigilancia. Es más barato reponer el material robado que invertir en seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El material eléctrico y de metal del circuito urbano de Fórmula 1 de Valencia es un atractivo para decenas de ladrones cada año. Tapas de alcantarilla, contadores de luz y todo tipo de cableado se han convertido en una mercancía fácil de robar por la falta de medidas especiales de seguridad. Los responsables del trazado aseguran que es más barato "reponer lo que se sustrae" que "contratar una compañía de vigilantes privados".

El circuito urbano de F1 de Valencia, operativo desde 2008, se ha convertido en un punto de encuentro para delincuentes que desvalijan sus instalaciones para revender el material. Durante determinadas horas del día se puede observar cómo se llevan del trazado cables, metal e incluso barandillas y partes del vallado.

Recolectan tapas de las alcantarillas, desmontan los contadores y generadores en cuanto terminan las carreras y se llevan “cualquier material susceptible de ser vendido”, explican los responsables del Valencia Street Circuit a El Confidencial Autonómico. Los ladrones han ido practicando agujeros en la valla que rodea el recinto y la atraviesan, cargando su mercancía en carros de compra que después dejan tirados por los alrededores.

No hay un dispositivo especial de seguridad para vigilar el circuito. “Es la Policía quien custodia la zona”, de acuerdo con sus rutinas de trabajo, explican fuentes del circuito. “Con las cuentas delante, se ha visto que resulta más barato ir reponiendo lo que se roba que pagar una seguridad privada”, añaden.

De hecho, el presupuesto anual del Valencia Street Circuit empezó a incluir partidas dedicadas a cubrir el material sustraído “tras el primer año de funcionamiento, cuando se empezaron a registrar los robos tras las competiciones”, según indican a ECA desde el trazado urbano.

El Ayuntamiento de Valencia cifra en unos 3 millones de euros al año su inversión en subsanar los efectos del vandalismo. El circuito urbano se ha convertido en destinatario de una parte importante de esa partida presupuestaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·