Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Las direcciones nacional y regional del PP tratan de frenar la ‘guerra’ entre Fabra y Rus en la campaña para las Europeas

Comunidad Valenciana

Dirigentes populares reclaman al presidente de la Diputación de Valencia que apoye al actual líder autonómico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La tensión entre el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, y de los populares regionales, y su homólogo en la provincia de Valencia, Alfonso Rus, ha subido de nivel en los últimos días por la pretensión de este último de presidir también el Valencia Club de Fútbol. El enfrentamiento se produce a menos de dos meses de las elecciones europeas, lo que ha hecho reaccionar a otros dirigentes populares.

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra (izquierda); y el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. Alberto Fabra y Alfonso Rus.

Las diferencias entre Fabra y Rus se arrastran desde hace mucho tiempo, pero en las últimas semanas se han hecho más evidentes y públicas. El último choque se ha producido por las aspiraciones de Alfonso Rus de llegar a la presidencia del Valencia CF.

El presidente de la Generalitat reaccionó pidiendo, de forma genérica, que cada dirigente se centre en sus responsabilidades actuales. Pocas horas necesitó Rus -que ya es presidente de la Diputación Provincial de Valencia, presidente del PP de la provincia, alcalde de Xátiva y presidente del club de fútbol Olímpic de Xátiva- para replicar en público que ser presidente del Valencia CF no es incompatible estatutariamente con sus cargos en el PP y apostilló: “Cada uno tiene su capacidad”.

Este cruce de declaraciones ha encendido las alarmas en la dirección de los populares valencianos y también en la sede nacional de la calle Génova de Madrid. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, dirigentes nacionales y regionales del partido están tratando que Fabra y Rus dejen a un lado sus diferencias, al menos por el momento.

Rus no acepta el liderazgo de Fabra

La razón de estos movimientos internos para evitar nuevas salidas de tono es la cercanía de las elecciones europeas. Destacados dirigentes del PP están mediando para que Alfonso Rus cambie de actitud en esta precampaña electoral y aparque las críticas a Fabra, pero por ahora no han tenido éxito: “Rus sigue enrocado y no acepta que toca apoyar a Fabra”.

El mensaje de Génova de pedir al PP valenciano la unidad en torno a su líder, Alberto Fabra, se reforzó recientemente en la convención intermunicipal celebrada en Valencia, pero apenas duró unos días antes del cruce de declaraciones.

En las filas populares se valoran muy positivamente los apoyos de Mariano Rajoy y de María Dolores de Cospedal en dicha convención. La secretaria general llegó a afirmar que “todo el PP de España está con Alberto Fabra”.

Fabra maniobra contra Rus

Un importante dirigente del Partido Popular de la Comunidad Valenciana explica a El Confidencial Autonómico que “guste o no a algunos –en referencia a Alfonso Rus-, Alberto Fabra es el líder actual, y hay que apoyarle, también porque existe la convicción de que será el candidato a la presidencia de la Generalitat en las elecciones autonómicas de 2015”.

Sin embargo, “Rus no se ha enterado y sigue discrepando de Fabra, pero Fabra debe ser más hábil para torear a Rus, sin provocarle”, asegura otra fuente del PP valenciano en referencia a las alusiones del presidente de la Generalitat de que Rus debería centrarse más en sus obligaciones políticas.

ECA también ha podido saber, de colaboradores cercanos a Fabra, que frente a las críticas de Rus él “se siente firme, crecido”. Además, ha pedido a la dirección nacional que actúe para que el presidente del PP de la provincia de Valencia no siga en este cargo, debido a lo que Fabra denomina “desestabilizaciones que Rus provoca reiteradamente”.

Objetivo: despolitizar el Valencia CF

Uno de los “granos gordos” que ha tenido que gestionar Alberto Fabra desde que llegó al Palau en 2011 es la politización del Valencia C.F. La entidad deportiva está inmersa ahora en un complejo proceso de venta por su elevada deuda con Bankia, que cuenta con el aval de la Generalitat Valenciana, que se llevó a cabo siendo presidente Francisco Camps y que es una operación de la que Fabra siempre ha discrepado.

La aspiración de Alfonso Rus ahonda en una “politización” que Fabra no desea, consciente también del desgaste que supone en estos momentos en la opinión pública. Fabra espera resolver del mejor modo posible el aval de la Generalitat con Bankia, y en estas negociaciones la aspiración de Rus daña claramente la política que desea el presidente de la Generalitat.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·