Sábado 21/10/2017. Actualizado 13:59h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Un juez ha frenado los planes del ayuntamiento de izquierdas

La placa “franquista” de Alicante que estaba pendiente de retirar

Del cambio de nombres se había librado una señal de piedra de la calle Teniente Álvarez Soto, tenía que desmontar el Banco de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El empeño de Compromís de aplicar la Ley de Memoria Histórica en Alicante y borrar las referencias “franquistas” del callejero se ha topado con numerosos obstáculos. Una juez ha paralizado el proceso para renombrar casi medio centenar de calles, pero además quedaba alguna placa pendiente.

Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc

Como han hecho o tienen planes de hacer otros ayuntamientos en los que entró a gobernar la izquierda tras las elecciones de mayo de 2015 (como Madrid), el ayuntamiento de Alicante comenzó el proceso para cambiar de nombre varias calles con denominaciones consideradas “franquistas” y que incumplían la Ley de Memoria Histórica.

La junta de gobierno de Alicante, donde gobierna el socialista Gabriel Echávarri con el apoyo de Guanyar Alicante (Podemos más IU) y de Compromís, aprobó hace unos meses rebautizar varias vías públicas.

El PP recurrió a los tribunales porque entendía que esa decisión se tenía que tomar en el pleno del ayuntamiento. Ahora una juez de lo contencioso administrativo ha dictado un auto por el que se paraliza el proceso de cambio de las calles, en las que ya se habían quitado las placas “franquistas” y colocado las que tienen los nombres nuevos.

Un militar sublevado, en elBanco de España

Fue en diciembre cuando operarios municipales de Alicante fueron retirando los letreros anteriores y colocando los nuevos. El Confidencial Autonómico pudo comprobar que en una calle en la que se cambiaron los letreros, quedó una placa con el anterior nombre.

Se trata de la calle Teniente Álvarez Soto, un militar que se sumó a la sublevación contra la Segunda República del 18 de julio de 1936 y que murió en el frente de Castellón.

Tras la sustitución de las placas de este militar, en la esquina de la antigua calle Teniente Álvarez Soto con la Rambla de Méndez Núñez -en el centro de Alicante- se podía vez a la vez una placa con el nuevo nombre, “Tío Cuc” (un periódico satírico alicantino del primer tercio del siglo XX), y enfrente otra con la denominación eliminada de Teniente Álvarez Soto.

Placa colocada en la nueva calle Tío Cuc Placa colocada en la nueva calle Tío Cuc

Fuentes del área municipal de Memoria Histórica explicaron a ECA que esa placa (que se puede ver en las imágenes adjuntas) no se había retirado aún por tratarse de un letrero especial: está situado en el edificio que tiene el Banco de España en la ciudad de Alicante, y era el Banco de España quien tenía que cambiar la placa.

Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc

Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc Placa de Teniente Álvarez Soto en la nueva calle Tío Cuc

El organismo regulador había recibido la comunicación del ayuntamiento de Alicante de que había que retirar esa placa. Además, se da la circunstancia de que se trataba de un letrero de mármol (no un baldosín como la mayoría de placas), y el edificio es patrimonio protegido. De ahí que los trabajos para sustituir el nombre de Teniente Álvarez Soto en ese punto se hubieran aplazado.

Erratas en las placas nuevas

El ayuntamiento de Alicante, por boca del alcalde Gabriel Echávarri, ya ha anunciado que recurrirá este auto que paraliza el proceso de cambio de calles que ya se había completado en 40 de las 46 vías “franquistas” que el tripartito municipal aprobó renombrar.

Hay quince días para presentar el recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Como está decidido a recurrir, por el momento se paraliza el proceso y no se seguirán retirando placas y colocando los nuevos nombres: pero tampoco se aplicará aún el punto del auto de la jueza que indica que se deben reponer las placas antiguas por haberse anulado la decisión de cambiarlas.

Lo que sí ha hecho el consistorio alicantino es trasladar a un depósito municipal las placas retiradas, que hasta ahora se encontraban en el taller del artesano de Agost (en la provincia de Alicante) que se ha encargado de elaborar los azulejos de las calles nuevas.

Placas de calles retiradas de Alicante Placas de calles retiradas de Alicante

Placas de calles retiradas de Alicante Placas de calles retiradas de Alicante

Por cierto, que el trabajo de este artesano también se ha visto envuelto en polémica. Conforme se fueron colocando las nuevas placas, los vecinos de Alicante fueron detectando errores ortográficos y otras erratas en algunos letreros: sobre todo, en los que están en lengua valenciana.

Y a ello hay que añadir que el ayuntamiento había ofrecido la posibilidad de que las placas retiradas de las calles se entregaran a los familiares de esos personajes ‘borrados’ del callejero. De hecho, según las fuentes consultadas por ECA, ya se había dado el caso de algunas peticiones de familiares en este sentido.

La polémica política saltó porque el PP entendía que algunos nombres no eran “franquistas” y no debían ser retirados conforme a la Ley de Memoria Histórica. La medida del tripartito PSOE-Guanyar-Compromís afectó a vías como Comandante Franco, General Varela, División Azul y otros nombres de militares del bando sublevado de la Guerra Civil, además de Calvo Sotelo y otras muchas, que fueron sutituidas por Institución Libre de Enseñanza, Federica Montseny (anarquista y primera mujer ministra en España), Dolores Ibárruri ‘La Pasionaria’ (líder comunista muy activa durante la Guerra)...

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·