Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Después de tres años de ajustes con Ana Mato

Consejeros de Sanidad del PP acusan al ministro Alonso de hacer “populismo”

Estado Autonómico

Aseguran que eliminar el copago hospitalario o recuperar la atención primaria a los sin papeles pone en riesgo el control del gasto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un sector del PP está en alerta ante las primeras decisiones que está tomando el nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. Fuentes autonómicas del partido consultadas por ECD le acusan de tomar medidas “populistas” con el único objetivo de “ganar votos” ante la proximidad de las elecciones autonómicas y generales.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso.

En diciembre fue nombrado ministro de Sanidad en sustitución de la imputada en el caso Gürtel Ana Mato. Apenas unas semanas después, en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados como responsable del Ministerio, Alfonso Alonso anunció que eliminaría el copago farmacéutico hospitalario. Y apenas unas semanas después ha anunciado la recuperación de los servicios de atención primaria a los sin papeles.

Estas dos medidas han puesto en alerta a un sector del PP que critica al nuevo ministro por tomar estas medidas. En su opinión, se trata de “medidas populistas”, de gran aceptación por parte de la sociedad, pero que sólo buscan “ganar votos en este año electoral”, aseguran desde una autonomía popular.

“Está claro que Alonso ha venido a tomar medidas sociales para recuperar votos. Y también está claro que tiene el apoyo de Mariano Rajoy para hacerlo. Pero llevamos tres años llevando a cabo una política de ajustes y de racionalización del gasto sanitario que nos ha costado mucho desgaste”, aseguran estas fuentes.

“Por eso, ahora el nuevo ministro está dando luz verde a medidas muy populistas, pero que si sigue por ese camino se puede poner en riesgo el control del gasto sanitario que tanto trabajo nos ha costado conseguir”, insisten.

Mala comunicación

Fuentes del ministerio de Sanidad admiten que “Ana Mato fue una ministra muy mala comunicando”. “Cada vez que había una crisis era un desastre, es verdad. Como lo del ébola. Pero también es cierto que escuchaba a los profesionales del sector y se dejaba aconsejar y tuvo que tomar medidas muy impopulares con las que se consiguió controlar el gasto y ayudar a reducir el déficit”, explican.

Estas fuentes recuerdan las duras críticas que ha tenido que soportar la ministra Mato desde Farmaindustria, patronal de los laboratorios, por medidas como el copago en las recetas, que han servido, por ejemplo, para reducir el gasto sanitario en más de 4.000 millones de euros sólo en el año 2012 respecto a 2011.

“Todo eso se puede poner en riesgo si ahora se siguen tomando medidas populistas para arañar un puñado de votos. Está mucho en juego”, recuerdan desde una autonomía del PP.

Fuentes del ministerio, en cambio, tienen buenas palabras para el nuevo ministro respecto de su gestión de la crisis de la hepatitis C. En este caso, aseguran, Alonso supo aguantar la presión que suponía tener a un grupo de afectados encerrados en un hospital de Madrid y no sucumbió a aprobar un precio desorbitado para el fármaco del laboratorio Gilead.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·