Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Informe del observatorio Hispalink de 18 universidades

Madrid, Canarias, Cataluña y Navarra liderarán la recuperación económica en 2015

Estado Autonómico

Crecerán más del 2%. Galicia, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura serán las regiones con peores datos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La economía española consolidará en 2015 la senda de crecimiento que tomó el año pasado. Así lo aseguran instituciones y analistas en sus predicciones; eso sí, la intensidad de la recuperación variará sensiblemente entre las distintas comunidad autónomas.

Conferencia de Presidentes Autonómicos. Conferencia de Presidentes Autonómicos.

El consenso de estos estudios sobre el comportamiento del Producto Interior Bruto (PIB) ronda el 2%, cifra que por ejemplo señala el Fondo Monetario Internacional en sus últimos estudios.

Ese 2% es también la previsión que ha hecho el área de análisis de la red Hispalink, un grupo de economistas de 18 universidades españolas que han medido el crecimiento que probablemente experimentarán las comunidades autónomas.

El Confidencial Autonómico ha podido consultar el último informe, elaborado en el mes de febrero, en el que desgrana el crecimiento económico que espera para las distintas regiones tanto en 2015 como en 2016.

Todas las autonomías crecerán por encima del 1% -Hispalink utiliza, en vez del PIB, el Valor Agregado Bruto (VAB), que es una magnitud similar pero son valorar los impuestos indirectos-, pero hay algunas comunidades que tendrán cifras por encima del 2%.

Entre el 2,4% de Madrid y el 1,5% de Galicia

Del informe de estos expertos universitarios consultado por ECA se puede concluir que Madrid (2,4% de crecimiento), Canarias (2,3%), Cataluña (2,2%) y Navarra (2,2%) serán las regiones que liderarán el crecimiento económico en 2015. Les siguen la Comunidad Valenciana y La Rioja (2,1%) y Baleares (2%).

Por contra, las autonomías que registrarán este año un crecimiento más débil serán Galicia y Cantabria, con un avance del 1,5%, Extremadura y Castilla-La Mancha (1,6%). Entre ambos extremos se encuentran Aragón, Asturias y Murcia (1,7%), País Vasco y Castilla y León (1,8%) y Andalucía (1,9%). En cualquier caso, el ritmo de crecimiento no tendrá grandes diferencias entre las regiones de España.

El aumento generalizado de la actividad económica estará lastrado por el retroceso esperado en el sector primario: la agricultura, por ejemplo, caerá con fuerza en Cantabria (-5,3%), Aragón (-5,2%) y la Comunidad Valenciana (-4,5%). El impulso vendrá sobre todo del sector servicios y de la industria, que registrará crecimientos significativos en Cataluña (3,3%), Navarra (3,1%) y La Rioja (3%).

Los economistas de Hispalink prevén que las comunidades autónomas que más crecerán ya en 2016 serán Extremadura (2,6%) -que pasa de ser de las más débiles a encabezar la recuperación- y Madrid (2,6%), seguidas de cerca por Canarias, Navarra, Andalucía y Baleares.

Peligro: muchas elecciones en 2015

Según este estudio económico, los datos de crecimiento más robusto que en 2014 (cuando oscilaron entre el 0,5% y el 1,6%) que se esperan para este año en las distintas regiones españolas se explican principalmente por “la incipiente recuperación de la demanda interna, que se refleja en una ligera aceleración tanto del consumo privado como de la inversión privada”.

Sin embargo, para algunas comunidades autónomas “las principales incertidumbres sobre la consolidación de la senda de crecimiento en 2015 y 2016 se centran en la capacidad de la demanda interna para mantener el tono sin que suponga un deterioro significativo del saldo exterior vía importaciones”.

Además, el informe de Hispalink consultado por El Confidencial Autonómico señala el peligro que las distintas citas electorales que se celebrarán en 2015 -autonómicas, incluidas las de Andalucía y Cataluña, municipales y nacionales- podrían suponer para el crecimiento económico: “Se espera que las elecciones en los tres niveles de la Administración Pública en 2015 elevarán significativamente el gasto público, a la vez que se siembran dudas sobre los avances que se puedan contabilizar en términos de reformas estructurales pendientes”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·