Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Editaron un libro titulado “Contra la democracia”

Los anarquistas detenidos: “El sabotaje es valioso en nuestro camino de destrucción”

Estado Autonómico

Han sido arrestados en Madrid, Barcelona y Palencia. La Policía los acusa de colocar explosivos en La Almudena y El Pilar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comisaría General y las Brigadas Provinciales de Información de la Policía Nacional en Madrid, Barcelona, Granada y Palencia detuvieron a catorce personas acusadas de pertenecer a los Grupos Anarquistas Coordinados, una organización terrorista ácrata con la que habrían cometido varios sabotajes y atentados.

Pilar Atentado contra la Basílica del Pilar de Zaragoza.

La operación antiterrorista fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y supuso 17 registros, seis de ellos en casas okupas anarquistas, como “La Quimera” de Lavapiés y “13/14” de Vallecas, ambas en Madrid.

La Policía Nacional sostiene que los detenidos son integrantes de los Grupos Anarquistas Coordinados, que sería una “organización criminal con fines terroristas” con la que también estarían relacionados los anarquistas arrestados como presuntos autores de la colocación de explosivos en la Catedral de la Almudena de Madrid y en la Basílica del Pilar de Zaragoza.

Esta organización ácrata dio la cara con un comunicado público tras la “Operación Pandora” en la que se detuvo a 16 anarquistas en Barcelona, Sabadell, Manresa y Madrid también por atentar con artefactos explosivos e incendiarios.

En el texto con el que se presentaron “ante todos los compañeros anarquistas, libertarios y antiautoritarios” y que ha podido consultar El Confidencial Autonómico, los responsables de los Grupos Anarquistas Coordinados explicaban su objetivo de “contribuir a la creación de un movimiento anarquista fuerte y cohesionado”: un objetivo para que el que reconocen que van a utilizar los hechos delictivos que las Fuerzas de Seguridad les imputan.

Desestabilización, colapso y destrucción del sistema”

Este manifiesto recoge también los “métodos” que este grupo declara que va a utilizar para conseguir la anarquía. Los Grupos Anarquistas Coordinados aseguran que sus principios rechazan la violencia; “sin embargo en la sociedad actual y dados los mecanismos de dominación que gobiernan nuestra vida consideramos indispensable la práctica de la autodefensa”.

Además, en el documento distribuido a principios de enero en páginas ácratas esta organización anarquista admite que recurre a pequeños ataques y a la “acción directa” como herramientas para conseguir sus objetivos políticos.

En el comunicado consultado por ECA, los Grupos Anarquistas Coordinados explica su posición: “Entendemos el sabotaje como valioso en sí mismo en nuestro camino de desestabilización, colapso y destrucción del sistema y al mismo tiempo como propaganda que incite a la lucha contra todas las estructuras de dominación y extensión de la agitación y la revuelta, la agitación de las conciencias, de la vida, de los conflictos contra el poder y sus representantes”.

El fin último de todas las acciones de este grupo anarquista es “extender la revuelta”: para ello, llaman a “atacar el sistema en todos sus aspectos, tanto materiales como psicológicos, simbólicos o de valores”. Entre los objetivos a atacar señalan esos lugares simbólicos -como la Catedral de la Almudena y la Basílica del Pilar, a las que tildan de “lugares sagrados de la monarquía”-, pero también otros puntales del sistema: “Sistema económico, tecnoindustrial, control social-policial, etc.”. Todo ello para desestabilizar el sistema y hacerlo colapsar gracias a “la revuelta y subversión”.

Contra la democracia”

ECA ha podido consultar otro documento elaborado por estos Grupos Anarquistas Coordinados a los que pertenecen los detenidos por la Policía en esta última operación antiterrorista.

Se trata de un libro editado en 2013 y distribuidos entre colectivos ácratas de España. Su título es significativo, “Contra la democracia”, y en él argumentan que el sistema democrático es la forma más generalizada de dominio político por parte del Estado y es “el marco jurídico ideal para el desarrollo de la economía capitalista, fuente de explotación y miseria”. Como alternativa plantean “un mundo nuevo sin dominadores ni dominados”, sin propiedad privada, ni policías, ni estados, en pos de la anarquía.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·