Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Los independentistas de izquierda decidirán en diciembre las coaliciones para presentarse a las elecciones europeas

Estado Autonómico

División entre los nacionalistas: unos buscan la alianza con Izquierda Unida; otros no quieren pactos con partidos estatales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán el próximo mes de mayo serán un termómetro sobre el auge de los partidos independentistas y de ideología de izquierdas. En las últimas semanas, formaciones de Cataluña, País Vasco, Galicia, Valencia, Aragón... están intensificando los contactos para llegar a un acuerdo antes de fin de año sobre las coaliciones que conformarán para presentarse a estos comicios.

Acto en Santiago de Compostela con los representantes de Amaiur, Jon Iñarritu, el BNG, Xavier Vence, y ERC, Alfred Bosch. Acto con los representantes de Amaiur, Jon Iñarritu, el BNG, Xavier Vence, y ERC, Alfred Bosch.

Faltan aún seis meses para que los españoles acudan a la urnas para votar a sus diputados en el Parlamento Europeo, pero los partidos políticos ya están preparando sus candidaturas para esos comicios. Es el caso de los partidos de izquierda que, en distintas regiones de España, defienden la independencia de sus respectivos territorios.

Con la tasa de paro desbordada, con el descontento social con el actual sistema institucional en sus máximos niveles y con tensiones separatistas tan agudas como la de Cataluña, estas formaciones consideran que esta es su mejor oportunidad para crecer electoralmente: “Es ahora o nunca”, resume un dirigente del partido gallego Anova en conversación con El Confidencial Autonómico.

Reuniones desde verano, decisión en diciembre

Al ser unas elecciones con circunscripción única para toda España, los partidos nacionalistas han tendido históricamente a aglutinarse en coaliciones electorales para agrupar el voto de todas estas formaciones que, aunque pueda ser representativo en sus comunidades autónomas, es poco significativo en el conjunto del país de forma dispersa.

La posibilidad de que CiU y ERC se presenten en una candidatura unitaria para tratar de mostrar el músculo electoral del independentismo catalán, y la confluencia de acción de algunas organizaciones nacionalistas con partidos de izquierda estatales son algunos de los factores que están provocando que las alianzas electorales para las europeas se estén reorganizando por completo respecto a 2009.

Según afirman a ECA desde varios de los partidos implicados, al menos desde este verano se han incrementado las reuniones y los contactos entre formaciones soberanistas de izquierda para sondear posibles coaliciones para las elecciones europeas.

Sobre la fecha límite para dar a conocer finalmente qué coaliciones se forman y qué partidos políticos las integran, un destacado dirigente del partido independentista aragonés y socialista Puyalón de Cuchas explica a El Confidencial Autonómico que “se quiere dejar todo cerrado a final de año, y en enero empezar a trabajar sobre la lista y el programa electoral”.

Desde Anova confirman estos mismos plazos: “Tomaremos una decisión, como tarde, en el mes de diciembre”. La idea es que las negociaciones concluyan con éxito en las próximas semanas, para que a continuación los órganos de dirección de los diferentes partidos ratifiquen su integración en las coaliciones electorales.

Independentistas gallegos, vascos, catalanes, aragoneses...

Las reuniones bilaterales se están produciendo entre una multitud de partidos independentistas izquierdistas. Por ejemplo, los partidos que apuestan por la independencia de Galicia (BNG, Anova-Irmandade Nacionalista, Nos-Unidade Popular) han mantenido encuentros para tratar de conformar lo que una alta dirigente del BNG define a ECA como “una plataforma gallega” para las elecciones europeas, algo que no llegó a fraguar.

También EH Bildu (la coalición de la antigua Batasuna, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba) ha presentado una propuesta de alianza a partidos de Aragón (Chunta Aragonesista, Puyalón de Cuchas), Cataluña (ERC, Solidaritat per la Independencia, Candidatura d'Unitat Popular) y Galicia (Anova).

Según ha sabido El Confidencial Autonómico de fuentes directamente implicadas en las negociaciones, las reuniones y contactos también han alcanzado a Iniciativa per Catalunya, a los baleares de PSM-Entesa Nacionalista, y a varios partidos nacionalistas de Andalucía.

La Europa social y de los pueblos”

En lo que coinciden estos partidos independentistas de izquierda es en dos ideas: la defensa de “las naciones sin estado del Estado español”, que incluya la apertura de un proceso constituyente que las permita ejercer su “derecho a decidir”; y la ruptura con las actuales “políticas neoliberales de la Unión Europea”.

Desde Puyalón de Cuchas explican que la intención de este proceso multilateral de negocación es hacer confluir dos de las coaliciones que se presentaron en 2009: Europa de los Pueblos, con ERC a la cabeza, e Iniciativa Internacionalista, de carácter más radical y apoyada por la antigua Batasuna de forma expresa.

Aunque aún no hay un nombre decidido para esta posible coalición, la meta que manejan estos partidos es aglutinar al mayor número de partidos bajo la idea de “la Europa social y de los pueblos”.

Las divergencias, sin embargo, también son importantes, y se refieren a un cuestión: aliarse (o no) con los partidos izquierdistas implantados en toda España.

El punto de fricción: pactar o no con partidos “españoles”

Un dirigente de Anova consultado por ECA explica que su partido considera que debe intentar una “confluencia electoral con la izquierda española”, ya que en este momento vislumbran la posibilidad -y han percibido signos de ellos- de que estos partidos estatales apuesten en el futuro por una reforma constitucional que reconozca el “derecho a decidir”.

Sabemos que a Izquierda Unida le va a costar mucho, pero tenemos que intentarlo para evitar un nuevo fraude como el de la Transición”, afirma. Sin embargo, EH Bildu se muestra reticente a pactar con un partido “español” como IU, y también los dirigentes del BNG han rechazado en público coaligarse con el partido de Cayo Lara.

Si bien dirigentes de varios partidos aseguran a ECA que aún hay tiempo de que se dé marcha atrás, parece que se están formando dos grandes bloques que podrían fraguar en coaliciones.

De esta forma, se construiría una candidatura en torno a Izquierda Unida que aglutine a Iniciativa per Catalunya, Compromís, Chunta Aragonesista, Anova y algún partido andaluz (entre otros muchos), más centrada en la vertiente social y de izquierdas contra las políticas de austeridad que dominan Europa.

Esta amalgama también tratará de integrar en sus filas a las mareas, plataformas y movimientos sociales en favor de la sanidad y la educación pública o contra los deshaucios, según fuentes de Anova.

La otra coalición pondría más el foco en las reclamaciones independentistas, y estaría liderada por los abertzales de EH Bildu y el Bloque Nacionalista Galego, a la espera de la decisión que tomen partidos catalanes como las CUP y Esquerra Republicana de Catalunya.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·