Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

La propuesta territorial de Vox: suprimir las autonomías y mantener las diputaciones

Estado Autonómico

El partido de Ortega Lara y Abascal propone que las instituciones provinciales puedan coordinar servicios con las delegaciones del Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Vox, el nuevo partido creado por ex militantes del PP, ha hecho de su crítica al actual sistema territorial uno de los ejes de su incipiente proyecto político. Denuncian que la España de las autonomías ha sido un modelo “fallido, liberticida, ineficiente y costosísimo”, y proponen suprimir gobierno y parlamentos regionales. Sin embargo, defienden que las diputaciones provinciales puedan prestar servicios a los ciudadanos, en coordinación con las delegaciones del Estado.

Acto de presentación de Vox. Acto de presentación de Vox.

“El Estado de las Autonomías ha sido un intento bienintencionado, pero fallido […] No ha cumplido los fines para los que fue concebido y su coste ha alcanzado proporciones alarmantes”. Este fragmento del manifiesto fundacional de Vox es uno de los más significativos de la posición de este nuevo partido respecto al estado autonómico.

En su presentación en público, los impulsores de Vox apostaron por suprimir los parlamentos regionales y configurar un “Estado unitario administrativamente descentralizado que reconozca e integre los hechos diferenciales culturales, lingüísticos, jurídico-forales e insulares característicos de nuestro país”.

Todas estas líneas maestras se concretarán en la Asamblea Extraordinaria constituyente que la formación política celebrará en el mes de febrero.

Delegaciones del Estado que presten los servicios públicos

El Confidencial Autonómico ha contactado con uno de los impulsores de Vox para profundizar en esta propuesta de reforma radical del modelo territorial español. Este dirigente confirma que ellos apuestan por suprimir las autonomías, los gobiernos y los parlamentos regionales, que según explican “no tienen tradición en la Historia de España”.

Por tanto, habría un sólo Gobierno, el central, con poder ejecutivo, y un único parlamento -las Cortes Generales- con capacidad legislativa.

Sin embargo, Vox sí está a favor de configurar un Estado “administrativamente descentralizado”, algo que según este dirigente consultado por ECA siempre ha existido en España, como en la Segunda República.

Esta descentralización administrativa se concretaría en que el Estado cuente con delegaciones en los distintos territorios de España para prestar los servicios que ahora prestan las comunidades autónomas. La sanidad y la educación serían dos de esos servicios públicos que el Estado prestaría y de los que ahora se encargan las autonomías.

Diputaciones para coordinar servicios entre ayuntamientos

En esta descentralización de la prestación de servicios, Vox apuesta por mantener unas instituciones que partidos como el PSOE o UPyD han pedido suprimir: la diputaciones provinciales.

“Las diputaciones tienen una gran tradición en España -existen desde el siglo XIX-, y pueden cumplir funciones de servicio a los ciudadanos”, explica a El Confidencial Autonómico un dirigente de Vox, que añade que “serían diputaciones sin capacidad normativa, sólo se encargarían de coordinar los servicios entre los municipios de esa provincia”.

Ya en su manifiesto fundacional, el nuevo partido que impulsan José Antonio Ortega Lara, Santiago Abascal y otras personas ligadas a la política indicaba su apuesta por una reforma del régimen local sobre la base de una descentralización administrativa provincial e insular.

Suprimidas las autonomías y con las diputaciones provinciales como instituciones que no se elige con voto directo, Vox sí que propone mantener los ayuntamientos y las elecciones locales para que los ciudadanos elijan a sus concejales. Esos sí, también reclama una reducción de consistorios a través de un gran proceso de fusión de municipios.

Reforma a fondo del Título VIII de la Constitución

“Sabemos que es una propuesta compleja”, reconocen a El Confidencial Autonómico fuentes de Vox. Para llevar a la práctica esta profunda reorganización del Estado, sería necesaria una reforma constitucional que, sobre todo, cambiara de arriba abajo el Título VIII de la Carta Magna.

Este título -“De la organización territorial del Estado”- comienza diciendo que “El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan”.

Además, la propuesta de Vox implicaría también ‘tocar’ otros artículos relacionados con el sistema territorial: sin ir más lejos, el artículo 2 “reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones” que integran la Nación Española.

Una de las propuestas con más gancho electoral

En Vox son conscientes de que esta reforma necesitaría una amplia mayoría para ser aplicada: “Es nuestra propuesta de máximos, con la reforma constitucional, pero nos movemos en el pragmatismo”.

Es decir, mientras consigue articular esa mayoría, Vox apoyará cualquier iniciativa que contribuya a que el Estado recupere competencias que se cedieron a las comunidades autónomas.

Pero sería una solución transitoria: “Ya que nos ponemos, proponemos nuestra solución. El modelo autonómico no era el ideal del centro-derecha, sino un punto de encuentro con la izquierda y los nacionalistas durante la Transición. Este consenso lo han roto los nacionalistas, y el centro-derecha tiene que proponer su modelo”.

En Vox están convencidos de que propuesta territorial, con la supresión de las autonomías, puede atraer a ese alto porcentaje de ciudadanos españoles (hasta un 45% en algunos sondeos del CIS) que, o bien quiere acabar con las comunidades autónomas, o bien quiere limitar sus competencias en favor de un Estado más fuerte.

“Es una de las propuestas de Vox que más respaldo ciudadano va a tener; la gente se identifica con esta iniciativa” de acabar con un modelo territorial que, según afirma a El Confidencial Autonómico, “ha sido fallido, liberticida, antiigualitario, ineficiente y costosísimo”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·