Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

El aeropuerto de Badajoz, ‘en barrena’: la aerolínea que cubría las rutas comerciales lo ha abandonado. Se mantiene operativo por los vuelos militares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ni líneas comerciales, ni vuelos privados. El aeródromo de Badajoz amenaza con convertirse en un nuevo caso de 'instalación fantasma' después de que la compañía andaluza Helitt haya dejado de operar. Esta aerolínea había empezado a trabajar en el aeropuerto pacense el pasado marzo de 2012 y lo ha dejado sin servicio apenas 11 meses después.

Hace 10 días que ninguna aerolínea comercial opera en el aeropuerto de Badajoz: la empresa Helitt ha cesado su actividad en este espacio y tampoco se registran vuelos privados o de transporte de mercancías. Según fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico, la Junta de Extremadura está a punto de poner en marcha un nuevo concurso por procedimiento urgente, con el objetivo de recuperar la actividad en un plazo aproximado de uno o dos meses.

El único movimiento que se ve es el de los vuelos militares, ya que se comparte con ellos las instalaciones”, indica un empleado del aeropuerto. “A la compañía Hellit se le ha hecho imposible mantener los servicios mínimos y se ha ido antes de que la Junta le echase”, añaden.

Tal y como explican los trabajadores a ECA, a día de hoy, el aeropuerto abre 12 horas al día y ocupa a una plantilla de 7 empleados, compuesta por agentes de la Guardia Civil y de seguridad privada, personal administrativo y de mantenimiento y el director de las instalaciones, Antonio García.

Protestas de los trabajadores

“Aquí ha habido épocas con 100.000 viajeros y siempre hemos trabajado menos de 10 personas”, explican fuentes del aeródromo. “Sin embargo, en Córdoba pueden tener una media de 40.000 pasajeros y la plantilla no baja de 30 personas”. Además, se quejan de que es uno de los aeropuertos que “más horas permanece abierto” al público.

A esto se suma que todo el trabajo está centralizado en Madrid. “Ante una incidencia o una baja por enfermedad siempre tenemos que esperar autorización desde la capital”, algo que para los trabajadores supone una “ralentización” de sus tareas.

La rápida salida de Helitt del aeropuerto, compañía con base en Málaga, no ha sido “una sorpresa” para los trabajadores. Acaba de presentar un expediente de regulación de empleo que afecta a casi un 40% de la plantilla y que también provocó despidos en Badajoz.

Según contempla el plan de eficiencia de AENA, puede haber al menos otros tres despidos en el centro en los próximos meses, o bien producirse traslados a otros centros aeroportuarios, como el de Sevilla.

Badajoz: una conexión problemática

Desde el clúster de Turismo de Extremadura explican que “es la segunda vez ya que el aeropuerto se queda sin vuelos en algo más de un año”, algo que tiene “consecuencias fatales” para el sector de viajes.

La anterior compañía que ofreció vuelos desde y a Extremadura fue Air Nostrum, que dejó de hacerlo en enero de 2012. Hasta que no entró en la gestión la empresa Hellit, en marzo del mismo año, la situación del aeropuerto fue muy similar a la actual. “No se puede dejar a una región de un millón de habitantes aislada por aire”, afirman empresarios de la zona.

Una de las razones por las que la Junta de Extremadura optó por la compañía malagueña para llevar el aeropuerto fue que mientras Air Nostrum presupuestaba su inversión en el aeródromo pacense en 2,6 millones de euros al año, Hellit lo explotaba por 1,8 millones. Hasta ahora se ofertaban vuelos a Madrid, Barcelona, Málaga y Palma de Mallorca.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·