Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

Llevan así desde 2016

El ahuyentador de aves en Cáceres, un problema que está afectando a las casas rurales

Lo utilizan para espantar a los pájaros de las higueras. Emite un ruido de escopeta y está expulsando a los clientes de estas fincas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En un municipio de Cáceres están utilizando cañones ahuyentadores con gas para espantar a las aves de las higueras con ruido de tiro de escopeta. Los vecinos de esta población llevan un par de años aguantado el ruido de los tiros de este aparato día tras día. Un problema que además, espanta a la clientela de las casas rurales. Medio Ambiente aún no ha puesto solución a este problema.

Higueras de la comarca de la Vera, Cáceres Higueras de la comarca de la Vera, Cáceres

En la Vera de Cáceres, los dueños de las casas rurales y las fincas están indignados con un problema que les lleva afectando desde hace dos años. Y es que se están utilizando cañones ahuyentadores con gas para espantar a las aves de las higueras con ruido de tiro de escopeta.

Una vecina de esta población se ha puesto en contacto con El Confidencial Autonómico para explicar este problema que "no la deja vivir". Es dueña de una de las casas rurales que hay a las afueras y desde hace un par de años, asegura que lleva escuchando desde las 8:00 hasta que baja el sol, tiros de escopeta. No son tiros en sí, sino un ahuyentador de aves que emite este ruido.

La dueña de esta casa rural, remarca a este digital que pusieron estos aparatos para que los pájaros no se pudieran acercar a las higueras y no se coman los higos. Explica que esto es ilegal en provincias como Ávila y que se insostenible que en Cáceres esto este permitido. "Además del ruido horrible que no nos deja vivir, cada vez tengo menos clientes porque no soportan estar aquí con el sonido que emite el aparato cada tres segundos". 

Asimismo, explica que hace dos años recurrió a Medio Ambiente de Mérida para que pusieran una solución a este problema. Le enviaron un comunicado en 2016 y Medio Ambiente dijo que para 2017 lo tendrían en cuenta. Sin embargo, también advirtieron a los vecinos que hay normativas con permisos de dos años para tener estos ahuyentadores y que tienen preferencia las higueras y que no desaparezcan los higos, más que la gente que vive allí.

Esta vecina de la Vera de Cáceres se está enfrentando a una pesadilla. Asegura que además los agricultores no aportan nada para que esto deje de pasar, que  como no viven ahí, se acostumbran al ruido las horas que pasan allí y se olvidan. 

En este sentido, a esta mujer lo que le preocupa es su negocio y que cada tres minutos se oigan disparos alrededor de su casa rural. Asegura que ha intentado que se implanten otros métodos para espantar a las aves, como por ejemplo, un ahuyentador que emita el ruido de pájaros silbando o incluso poner unas redes por encima de los árboles. Sigue a la espera de que pasen esos dos años y que Medio Ambiente lo prohíba o ponga otras medidas menos agresivas para que todo vuelva a la normalidad. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·