Domingo 25/02/2018. Actualizado 14:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Cárcel para internos en tercer grado

Queja de los funcionarios de una prisión de La Coruña por el reparto de metadona a los presos

La dirección del Centro de Inserción Social ordenó que los vigilantes supervisen la entrega en las propias instalaciones en vez de ir al centro dispensador que hay en la provincia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El reparto de metadona a los presos con drogodependencia enfrenta a la dirección y a los funcionarios del Centro de Inserción Social ‘Carmela Arias y Díaz de Rábago’. La decisión de la dirección de repartir las pastillas en el mismo centro y bajo supervisión de los vigilantes de seguridad no ha gustado a un sindicato.

Centro de Inserción Social Carmela Arias y Díaz de Rábago, en La Coruña. Centro de Inserción Social Carmela Arias y Díaz de Rábago, en La Coruña.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) ha presentado una queja formal ante el subdirector general de Sanidad Penitenciaria por la situación que se está viviendo en el Centro de Inserción Social situado en La Coruña.

Todo se originó con una orden interna que aprobó la dirección del CIS -donde está internos presos en proceso de reinserción y en tercer grado- en el mes de marzo y que ha ratificado en una contestación al sindicato en agosto. Se refiere a cómo se supervisa la administración de dosis de metadona a presos con problemas de drogadicción y que toma esta sustancia como sustituto.

La orden de la dirección de este centro penitenciario contempla que los vigilantes de seguridad del CIS ‘Carmela Arias y Díaz de Rábago’ tienen como encargo supervisar que los presos drogodependientes que tienen prescrita la metadona se tomen la dosis.

Desde ACAIP denuncian que esta instrucción contraviene el Reglamento Penitenciario, que indica que los presos en regimen abierto, como es el caso de los del Centro de Inserción Social de La Coruña, serán atendidos en la “red sanitaria pública extrapenitenciaria”.

En este caso, eso significa que los internos deberían acudir al Centro Dispensador de Metadona que existe en La Coruña, ya que estos presos están en situación de semilibertad y tienen posibilidad de ir a ese lugar.

El sindicato de funcionarios de prisiones que ha presentado la queja en Instituciones Penitenciarias critica también el argumento que les dio el director, en el sentido de que con la ingesta en el propio CIS se daba “confianza y responsabilidad” a los internos, como debe hacerse en situación de tercer grado.

Ese argumento, señalan desde ACAIP, se quiebra precisamente porque tiene que haber funcionarios que vigilen que se toman la metadona: “No se favorece la reintegración de los internos no haciéndoles responsables de los tratamientos que siguen y facilitándoles todos los medios desde el centro, al contrario”.

Además, destacan otro dato: se está encargando a los funcionarios de vigilancia que realicen una función asistencial para la que no tienen ninguna competencia legal. Por todo ello reclaman que se corrija esta norma para que los presos tomen la metadona en el centro habilitado fuera del CIS.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·