Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

La Xunta se ha visto obligada a abrir el Pazo de Meirás dos veces a la semana ante la avalancha de solicitudes para visitarlo. Ya no se puede reservar entrada hasta 2012

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pazo de Meirás se ha convertido en un nuevo atractivo turístico para Galicia. Desde que sus puertas fueron abiertas al público el pasado mes de mayo, la consejería de Cultura de la Xunta ha recibido tantas solicitudes para visitarlo, que se ha visto obligada a permitir la entrada dos días a la semana.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, esa medida se ha llevado a cabo debido a la gran demanda de visitantes al recinto, que se ha traducido en la imposibilidad de reservar cita para lo que queda de 2011: todos aquellos que quieran ir al Pazo deberán ya pedir fecha para el año que viene.

Para evitar que muchos tuvieran que esperar más de seis meses para acceder al recinto, y porque la mayoría quería aprovechar sus vacaciones de verano para visitarlo, la consejería de Cultura de la Xunta ha decidido que, por lo menos durante la etapa estival, el Pazo de Meirás podrá visitarse tanto los jueves como los viernes.

El acuerdo firmado con la familia Franco sólo permitía abrir la antigua residencia del dictador para grupos de 15 personas y durante seis turnos los viernes, lo que ha provocado que muchas de las reservas se hayan tenido que posponer hasta ‘llenar’ todos los meses venideros. Finalmente, el Gobierno regional ha conseguido abrir también los jueves.

No se han cambiado ni el recorrido ni los comentarios de los guías

Tal y como se publicó aquí, algunos de los visitantes al Pazo de Meirás se habían quejado de las pocas habitaciones que podían ver de la residencia veraniega de Franco (”estamos más tiempo en el jardín que en la casa“), y de la escasez de comentarios acerca de la vida del dicatador en el recinto.

Sin embargo, y pese a las críticas, el itinerario y los comentarios de los guías se han mantenido, sin incluir ningún tipo d modificación al respecto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·