Viernes 17/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

El dispositivo de seguridad de las Fiestas del Apóstol en Santiago se vuelca con las víctimas del accidente del tren. Hay 300 efectivos y están llegando apoyos de otras comunidades

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Días antes del comienzo de las Fiestas del Apóstol, que debían celebrarse entre el 22 y el 31 de este mes, el Ayuntamiento de Santiago presentó su plan de seguridad. Los 320 efectivos de la Policía nacional y local que debían reforzar la vigilancia de la capital compostelana han pasado a tomar parte en las operaciones de rescate y protección civil que han rodeado el siniestro del tren Alvia que tuvo lugar en la noche del miércoles, a pocos kilómetros de Santiago.

El concelleiro de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, Luis García Bello, fue el encargado de presentar a comienzos de semana el operativo especial para garantizar la vigilancia de la capital los días 24 y 25 de julio.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, se reforzó el servicio de seguridad de la ciudad con 320 efectivos policiales cuyas tareas han pasado de estar encargados de la vigilancia habitual en unas fiestas patronales a formar parte de un operativo especial con motivo del accidente ferroviario de este miércoles.

Los 320 efectivos que estaban preparados para trabajar durante los festejos forman parte de la Policía nacional y municipal. Tal y como comentan miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a este confidencial, "por suerte" estaban movilizados 200 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, además de los agentes de la Comisaría de Santiago.

Entre 60 y 80 agentes iban a trabajar vestidos de paisano para mezclarse entre los compostelanos y reforzar la vigilancia entre el miércoles y el jueves, especialmente en el centro de la ciudad.

El dispositivo sanitario –con presencia de la Cruz Roja y compuesto de varias ambulancias– que rodeaba la Plaza del Obradoiro, San Francisco y Pazo de Raxoi también ha acudido a prestar asistencia a las víctimas del accidente de tren.

En cuanto al servicio de Bomberos, que estaban repartidos este miércoles en seis dotaciones distribuidas por el centro de la ciudad y en el mismo Parque, pudieron intervenir en las tareas de emergencia.

El personal voluntario de Protección Civil que debía dar apoyo durante la Ofrenda al Apóstol durante la mañana del día 25 se ha adaptado a las necesidades generadas por el siniestro. Además, los hospitales gallegos han agradecido la oleada de solidaridad respecto a donaciones de sangre que ha habido en las primeras horas tras el accidente.

Mientras los agentes destinados en Galicia continúan colaborando en las tareas de asistencia y vigilancia, varias comunidades autónomas se han ofrecido al Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo para enviar medios y personal a los gallegos.

Continúan habilitados los números de teléfono 900 101 660 (Renfe) y el número 981 55 11 00 de atención a familiares y víctimas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·