Jueves 19/10/2017. Actualizado 18:56h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

La radiotelevisión gallega se enfrenta a una crisis de credibilidad. La audiencia cae por debajo del 10%, se prevé un ERE y los trabajadores denuncian presiones a los servicios informativos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Compañía de Radio y Televisión de Galicia está pasando uno de sus peores momentos en sus casi 30 años de vida. La oposición al PP y los empleados del ente aseguran que ha habido presiones para alterar el tratamiento informativo de asuntos como el 'caso Pokémon' o las recientes fotografías del presidente Núñez Feijóo en el yate del 'narco' Marcelo Dorado. A esto se le une la previsión de un ERE y una pérdida de audiencia de más del 40% desde 2009, durante el Gobierno del bipartito.

Las acusaciones de “manipulación informativa” asedian desde comienzos de año a la radiotelevisión gallega. Según explican a El Confidencial Autonómico fuentes cercanas a la Compañía de Radio y Televisión de Galicia, la bajada de audiencia de la televisión pública –que últimamente está por debajo del 10% de share– está “directamente relacionada” con la “credibilidad del ente”.

“La CRTVG está en crisis por el tratamiento que se le ha dado a asuntos como los papeles de Bárcenas, el ‘caso Pokémon’ o las fotos de Feijóo con Dorado”. Así explican conocedores de la corporación audiovisual que en algo más de tres años se haya perdido “un 40% de audiencia”.

Los sindicatos también han denunciado que han recibido "presiones", especialmente en Informativos, según fuentes en contacto con los trabajadores: indican que algunos de ellos se sienten “vigilados” o incluso “aislados” por sus superiores. No es la primera vez que se denuncian este tipo de presiones: aquí pueden ver un texto sobre sucesos similares publicado en su momento por el Sindicato de Xornalistas de Galicia.

En ese contexto, la Ley de Medios Públicos que aprobó la Xunta de Galicia a imagen y semejanza de la de RTVE, en la época de Zapatero, “lleva más de un año metida en un cajón”, según fuentes parlamentarias.

El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo ha dejado que se agoten los plazos –se aprobó en 2011– y mantiene el mismo organigrama y los mismos métodos de trabajo, personificados en la gestión del director de la CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, que accedió al cargo en 2009.

Un ERE inminente y una Ley ‘atascada’

Los últimos ajustes de presupuesto en el ente también están afectando las relaciones entre la directiva y los trabajadores, que se acercan al millar. “Hemos preguntado a la cúpula si cabe la posibilidad de un ERE, y no nos dijo ni que sí ni que no”, comentan parlamentarios socialistas, aunque entre los empleados se da por hecho que habrá despidos “próximamente”.

En algunos sectores se ve esta inacción respecto al texto legal que ya debería ser aplicado como una “desidia deliberada”. Fuentes del PSdeG afirman que “no se ha puesto en marcha esa Ley porque el Gobierno del PP quería tener controlado el ente público durante las pasadas elecciones”.

Por eso han presentado esta misma semana una iniciativa parlamentaria para que se pusieran en marcha los mecanismos de transparencia de la Ley en menos de un mes, aunque no ha salido adelante. La previsión es que su trámite parlamentario se retome a finales de este verano, como pronto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·