Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

La Rioja

Tras la concentración de hace unos días

Los cazadores de La Rioja piden “respeto” hacia su actividad hasta el día que desaparezca

Saben que la caza va en regresión, pero exigen a los grupos animalistas consideración y menos presión. No entienden qué prisa hay ahora por acabar con las actividades tradicionales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La caza está pasando por una crisis en España, sobre todo en La Rioja, comunidad donde hay más de 9.000 cazadores. Ellos son conscientes de que la caza va en regresión y que va a desaparecer, pero piden respeto hasta que ese día llegue. Defienden que no pasa nada por ser animalista, pero no toleran que se criminalice la actividad. Ecologistas y colectivos animalistas están metiendo cada día más presión para que desaparezca.


Cazador de La Rioja Cazador de La Rioja ElConfidencialAutonomico

La concentración de los cazadores en La Rioja del pasado domingo se coordinó desde la Federación con el objetivo de reivindicar la caza. Durante un tiempo se está criminalizando  la caza a través de agresiones por parte de radicales. Hay más de 9.000 cazadores en La Rioja.

El presidente de la Federación riojana de casa, Eduardo Cornejo, explica a El Confidencial Autonómico que lo que no entienden los que los critican es que la caza ya no es una actividad de ocio como lo era antes. Sostiene que los cazadores entienden que haya cambios sociales, pero lo que no llegan a comprender es por qué ahora ha surgido esa prisa por acabar con las actividades tradicionales.

Hoy en día los cotos de caza tienen que presentar su plan técnico. Cornejo sostiene que todos los días trabajan en desarrollar medidas de actuación de prevenir accidentes que supone un 15% de su presupuesto.

Sector económico de primer orden

Tal y como sostiene Eduardo Cornejo, la caza es un motor económico para España y así lo confirma un primer estudio elaborado por Deloitte y presentado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, responsables de este departamento asistieron al acto para dar su «respaldo total» a la actividad cinegética y a sus protagonistas, por su preservación del medio ambiente y por ser clave, destacaron, para frenar el despoblamiento rural.

Según este estudio, la caza en España genera anualmente 6.475 millones de euros, lo que supone un 0,3% del PIB español.

Eduardo Cornejo explica a ECA que han adaptado los puntos de caza a cada comunidad. “Somos un motor económico y generamos mucho dinero para los ayuntamientos”, sostiene.

Explica, además, que deberían haber “más medidas de información” sobre la caza y sobre qué tipo de actividad se está realizando. “Nosotros ejecutamos medidas de prevención  y modalidades de caza. Hay distintas modalidades de caza que no son con escopeta, como la cerbatana o el tiro con arco”. Para cazar es obligatorio tener un permiso de armas. De cada 10 accidentes, cuatro se producen por animales y ellos “trabajan para evitar” que estos accidentes ocurran.

El presidente asegura que no pasa nada por ser animalista, pero no tolera que se criminalice otra actividad. Asegura que la caza no deja de ser una forma de vida.

Cada día se pierde más

Eduardo Cornejo sabe que la afición de la caza va a ir descendiendo. De cada licencia que se genera de jóvenes, tres mayores de dan de baja. La caza es una afición que se adquiere desde pequeño, porque si no ya es muy complicado que se siga con ella. Y cada vez menos gente joven la practica.

Poco a poco va a cambiar, eso lo tenemos claro. Hay que evolucionar desde el razonamiento y es algo inevitable. Es una actividad que va en regresión, pero hasta el día que desaparezca los cazadores piden que se respete su profesión.

Melania Capitán

Los cazadores riojanos han recibido varias agresiones por redes sociales. Un ejemplo del tipo de insultos que reciben, son los que obtuvo la bloguera y cazadora Melania Capitán, que más tarde provocaron su suicidio. Esta chica fue atacada “hasta el límite” con insultos del tipo “Te vamos a callar con una bala en la frente”, ”espero que alguien te dé una paliza que te deje cuatro meses en coma”, “somos muchos los que deseamos que no vivas”. Así narraba ella misma hace antes de suicidarse, en julio de 2017, a través de sus distintos perfiles en redes los ataques verbales que le lanzaban personas anónimas.

Melania Capitán se disparó con su rifle del calibre .270 Win. “La caza no es un hobby, ni siquiera es un derecho. Es algo como el amor, como el comer o el dormir. Es algo necesario”, solía explicar la chica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·