Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

La Rioja

La contrapartida del Gobierno de La Rioja para aceptar pacientes vascos en sus hospitales: que los abortos ‘riojanos’ figuren en las estadísticas de Euskadi

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El conflicto sanitario entre los Gobiernos de La Rioja y el País Vasco está a punto de solucionarse. Pero en plena negociación, la 'lehendakaritza' recibió la semana pasada una propuesta llamativa del Ejecutivo de Pedro Sanz: que los abortos de riojanos figuren en las estadísticas de la comunidad autónoma vasca.

El documento remitido por Pedro Sanz a Patxi López, y al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, incluía los abortos como una especialidad más. Es decir, el Gobierno de La Rioja proponía que las interrupciones del embarazo a las que deseen someterse las riojanas, pudieran hacerse en los centros hospitalarios de Euskadi.

Fuentes cercanas a López explican que esta cuestión llamó especialmente la atención en el Ejecutivo vasco cuando se recibió. Osakidetza (el servicio de salud vasco) se negó a aceptarla.

Las negociaciones entre ambos Gobiernos fueron muy tensas. El problema se remonta al pasado 20 de octubre, cuando Osakidetza tiene conocimiento de que, sin previo aviso y de forma unilateral, el Gobierno de La Rioja ha dejado de prestar la asistencia especializada que históricamente venía ofreciendo a la población de la Rioja Alavesa (11.500 personas) por razón de proximidad: Oyón está apenas a 3 kilómetro de Logroño, y a casi 100 de Vitoria, con lo que ello supone para los mayores o para una urgencia.

Fuentes del Ejecutivo vasco aseguran que el problema de fondo es que el Gobierno de La Rioja estaba poniendo en peligro la cohesión y unidad del Sistema Nacional de Salud.

Es decir, Sanz, explican las mismas fuentes, estaba intentando que el Servicio Nacional de Salud fuera exclusivamente para los riojanos, y el que no lo sea y tenga que usarlo, que pagara por ello. La salud, recuerdan desde Vitoria, es un servicio nacional y que garantiza unos niveles de asistencia iguales a todos los ciudadanos, sean de una comunidad u otra.

El Gobierno vasco, aclaran, no se niega a establecer un convenio con La Rioja para regular el flujo de pacientes, pero sí a que haya que pagar por la asistencia sanitaria. Las compensaciones económicas que se deriven de estas situaciones de atención extraterritorial entre las autonomías habrá que abordarlas y darles solución en el seno del Sistema Nacional de Salud, no mediante acuerdos bilaterales, aseguran.

Las cifras que manejan en el equipo de Patxi López son las siguientes: la sanidad vasca ofrece atención especializada a 18.000 personas de las comunidades limítrofes, directamente derivada de sus respectivos servicios de Atención Primaria: sobre todo Castilla y León, Cantabria y Navarra. Además, los centros de Osakidetza son referencia en atención especializada para La Rioja, Miranda de Ebro y Castro Urdiales en un número importante de especialidades.

Concretamente, los centros sanitarios del País Vasco prestaron 3.353 asistencias a pacientes de La Rioja durante el año pasado, lo que supuso un coste de 2, 37 millones de euros. Además, en los últimos 10 años se han realizado 225 trasplantes de riñón a pacientes riojanos sin contraprestación económica alguna (el coste para la Sanidad vasca de esta prestación (marzo 1995-marzo 2011) es de aproximadamente 18-20 millones de euros). Y a principios del año 2010 La Rioja puso en marcha su Programa de trasplante riñón con la ayuda de los especialistas de la Comunidad de Euskadi.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·