Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Hubo miedo a otro ‘Madrid Arena’

Alarma en el concierto de Víctor Manuel en Madrid por amagos de avalancha

Madrid

Policías municipales denuncian que el dispositivo de seguridad era insuficiente. El ayuntamiento asegura que se ajustó al aforo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Víctor Manuel llenó el viernes, 13 de febrero, el Palacio de los Deportes de Madrid en su gira “50 años no es nada”. Un problema de sonido provocó que buena parte del público quisiera salir del recinto y se vivieron momentos de tensión cuando cientos de personas se agolparon en los vomitorios de salida.

Vista de otro concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid. Vista de otro concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid.

Durante las primeras canciones de la velada, un amplio sector de los asistentes al concierto no pudieron escuchar bien debido a un problema técnico que tardó en ser detectado y solucionado por los organizadores.

Esto provocó el enfado de parte del público, que comenzó a moverse de sus localidades para salir del Palacio de los Deportes y también para tratar de acceder a una zona donde se oyera mejor a Víctor Manuel. El movimiento de varios cientos de personas provocó escenas de tensión que a muchas personas hicieron temer en que se pudiera producir una avalancha mortal, tal y como ocurrió en la tragedia del Madrid Arena.

El Confidencial Autonómico ha podido conocer cómo vivieron el concierto agentes de la Policía Municipal de Madrid destinados en el dispositivo de seguridad de ese evento. Los policías describen escenas de tensión cuando parte del público trató de bajar desde la zona alta del Palacio y hacia los vomitorios de salida.

La gran aglomeración de personas que se produjo en algunos pasillos y vomitorios provocó empujones e incluso amagos de avalancha, según agentes municipales presentes en el Palacio de los Deportes. La alarma llegó hasta tal punto que entre los asistentes y los miembros de las fuerzas de seguridad empezaron a oírse expresiones de temor a quedar atrapados en una avalancha mortal como la que acabó con la vida de cinco jóvenes en un concierto en el Madrid Arena en 2012.

Las fuentes presentes en el concierto consultadas por ECA aseguran que los policías que se encontraban en el Palacio de los Deportes reaccionaron rápidamente y pudieron distribuir al público de forma ordenada. Además, aunque en un momento dado planeó la amenaza de que se suspendiera el concierto, finalmente la organización arregló el problema de sonido.

Policías municipales de Madrid que participaron en el dispositivo de seguridad para el concierto de Víctor Manuel denuncian que el despliegue fue insuficiente. Según ellos, el aforo del evento llegó a las 12.000 personas; a pesar de ello, aseguran que no se activó el protocolo de nivel más alto, a partir de 10.000 personas, sino que se desplegó un dispositivo para menos de 10.000 asistentes.

Refuerzo de agentes ante la amenaza de suspensión

El Confidencial Autonómico ha contactado con el ayuntamiento de Madrid para recabar su versión sobre el despliegue de seguridad que se estableció en el Palacio de los Deportes la noche del viernes 13 de febrero.

Desde el Área de Seguridad y Emergencias señalan que se estableció el protocolo para un evento que fuera a congregar más de 8.000 personas. Sin embargo, otra portavoz del consistorio precisa que el gobierno municipal no es quien decide el tamaño del dispositivo de seguridad, sino que la Delegación del Gobierno, de acuerdo con la información que le proporciona el organizador del evento, es quien toma la decisión.

Una responsable de prensa del ayuntamiento asegura que el despliegue de agentes de la Policía Municipal de Madrid en el concierto de Víctor Manuel fue el adecuado para el aforo que los organizadores habían comunicado. Añade que finalmente el número de personas que acudieron al concierto fue menor de lo esperado.

Ese es, según su versión, el procedimiento habitual: salvo casos muy excepcionales de enormes concentraciones de personas, en conciertos como este la empresa organizadora comunica al ayuntamiento la cifra de personas que asistirán al evento, y en base a ello la Policía Municipal establece las medidas necesarias para garantizar la seguridad.

La portavoz del ayuntamiento asegura a ECA que el único incidente que se produjo fue el aviso de que los organizadores se estaban planteando suspender el concierto por los problemas de sonido durante las primeras canciones de Víctor Manuel. Cuando llegó esa noticia, la Policía Municipal reforzó el dispositivo y envió a más agentes por si había que desalojar de forma ordenada el Palacio de los Deportes.

Desde el ayuntamiento de Madrid afirman que “no hubo ningún amago de avalancha ni nada parecido”, aunque también precisan que no pueden asegurar que no se produjeran momentos de tensión y empujones en algunos pasillos y vomitorios. Eso sí, insisten en todo momento en que el dispositivo, en el que había efectivos de la Policía Municipal y sanitarios del Samur, no fue insuficiente sino el ajustado al aforo que se congregó para escuchar a Víctor Manuel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·