Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Ya ha expulsado a 15 radicales, pero podrían ser hasta 80

El Atlético echará del Calderón a más ultras del Frente cuando los señale la Policía

Madrid

El club explica que no puede vetar la entrada a los miembros de esta peña que no estén implicados en delitos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El derbi de Copa entre Atlético de Madrid y Real Madrid fue el escenario en el que los hinchas radicales del Frente Atlético decidieron volver al Estado Vicente Calderón después de la reyerta en la que murió un ultra del Deportivo de La Coruña.

La grada del Frente Atlético en el Calderón, durante el partido contra el Real Madrid. La grada del Frente Atlético en el Calderón, durante el partido contra el Real Madrid.

El Frente anunció su vuelta en un mensaje en Twitter, en el que se ofrecía al club para animar en el partido contra el Real Madrid. Durante el encuentro, la parte de la grada en la que siempre se colocaban volvió a estar llena, a diferencia de otros partidos del mes de diciembre, cuando se pudieron ver claro en ese fondo sur.

Este “regreso” de los ultras se produjo además después de unas declaraciones del presidente de Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, en las que decía que el Frente sería bienvenido si iban sólo a animar y no a provocar altercados violentos. Después matizó sus palabras, explicando que cualquier aficionado puede entrar en el Estadio Vicente Calderón si se comporta correctamente y no provoca incidentes.

Por ahora ha expulsado a 15

Este hecho ha provocado cierta polémica: incluso el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, salió a decir que no quería ultras en ningún estadio. El Confidencial Autonómico ha podido recabar la versión de un portavoz del Atlético de Madrid, que asegura que el club no cambió en nada los requisitos para acceder al estadio por el derbi copero.

Es decir, que ni en este partido ni en los otros posteriores a la reyerta mortal en la que murió un ultra de los Riazor Blues se ha permitido la entrada del Frente Atlético como tal. “Nosotros dejamos de reconocer al Frente Atlético como peña oficial, y ya no pueden meter pancartas, ni usar el megáfono... Pero no podemos prohibir la entrada a nadie si no tiene ningún problema concreto”, explican fuentes del club rojiblanco.

Después del asesinato de Francisco Javier Romero junto al río Manzanares, el Atlético de Madrid decidió también retirar el abono a siete detenidos y prohibir la entrada en el estadio también a otros ocho ultras, todos ellos identificados por la Policía como miembros del Frente Atlético y participantes en la reyerta con los hinchas radicales del Deportivo de La Coruña.

Esos 15 aficionados radicales ya no pueden entrar en el Vicente Calderón después de que el Atlético recibieron los informes policiales. Desde el club de la ribera del Manzanares señalan a ECA que están a la espera de que las fuerzas de seguridad les notifiquen los nombres de otros aficionados atléticos implicados en la pelea que terminó con un muerto, ya que los ultras del Frente identificados podrían ascender a más de 80.

A los nuevos hinchas violentos que se sean señalados por la Policía, el Atlético de Madrid les aplicará la misma medida: si son abonados o socios, se les retira el abono y el carnet de socio; a todos, incluidos no socios, se les prohíbe la entrada en el Estadio y también se les veta como nuevos socios.

Para evitar que estos ultras pueden burlar los controles hay que mostrar el DNI para acceder al fondo sur y a esa grada joven donde se suele colocar los ultras del Frente. De esta forma, el Atlético pretende evitar que se cambien los abonos y que vuelvan a las gradas los expulsados por su conducta violenta.

En los últimos cinco años hemos echado a más de 70 personas del campo por conducta violenta o antideportiva”, señalan desde el Atlético de Madrid, y también aseguran que ellos no tienen un registro de miembros del Frente, sino que es siempre la Policía la que identifica a los radicales violentos y el club los expulsa en consecuencia.

Aficionados sí, violentos no

Algunos aficionados que acudieron al Calderón en el partido de Copa contra el Real Madrid aseguran a El Confidencial Autonómico que los controles de acceso eran mucho más severos que en otras ocasiones. Además, destacan que los vigilantes miraban especialmente las bufandas, para ver qué leyendas o imágenes lucían.

Desde el Atlético aseguran que no pueden prohibir la entrada con una bufanda o con una camiseta del Frente Atlético, ya que sólo se vetan objetos de uso personal si llevan símbolos contemplados en la Ley del Deporte: por ejemplo, una esvástica nazi.

Lo que sí pueden “filtrar” en las puertas son banderas o pancartas que identifiquen a la pela radical expulsada. Además, después de la muerte de Francisco Javier Romero el Atlético de Madrid cerró el cuarto que el Frente podía utilizar en el estadio para guardar sus pancartas, bombos, megáfonos y demás material de animación. “Fue la Policía quien pidió que tuvieran un cuarto, para poder controlar lo que había en él”, aseguran desde el club.

Además, desde el Atlético de Madrid aseguran que sólo un juez puede disolver al Frente como asociación, y que desde que dejó de ser peña oficial no ha habido ningún contacto entre la dirección y este grupo ultra. También señalan que si en el fondo sur hay 6.900 localidades, y más concretamente en la grada joven 2.700, la Policía cifra en 600 los ultras radicales del Frente Atlético.

Por eso van a mantener las medidas de control actuales y vetarán la entrada a quien las fuerzas se seguridad señalen como violento: “Cualquier socio que no tenga ningún problema con la Policía puede venir a animar, los violentos no. El Frente como peña ya no se puede manifestar, pero no es cosa nuestra que unos días animen y canten y otros no”, aseguran desde el Atlético de Madrid sobre el “retorno” de los ultras en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Real Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·