Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Ha aumentado el número de vigilantes privados

El Bernabéu no baja la guardia en la seguridad por la amenaza yihadista

El Real Madrid mantiene en los accesos al estadio los controles reforzados y los cacheos que estableció en el partido contra el Barça tras los atentados de París

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Santiago Bernabéu continúa con los controles que se establecieron el fin de semana en el que tuvieron lugar los atentados de París. El aumento del número de vigilantes privados  así como de los cacheos a todos los aficionados son algunas de las medidas de seguridad que se llevan a cabo desde entonces.

Policías nacionales en un dispositivo de seguridad en el Bernabéu. Policías nacionales en un dispositivo de seguridad en el Bernabéu.

Los atentados del pasado 13 de noviembre en París desataron la incertidumbre y la inquietud en buena parte de las capitales europeas. En muchas de ellas se aumentó la seguridad en los grandes eventos así como en aeropuertos y estaciones de tren para evitar otra tragedia como la ocurrida.

Un ejemplo de ello fue el del encuentro del Real Madrid contra el Barcelona en el Madrid. Este encuentro provocó que la Delegación del Gobierno decidiese establecer junto con el club que preside Florentino Pérez un despliegue policial sin precedentes. Tal y como explicó El Confidencial Digital, la presencia de agentes fue mayor que nunca.

Se creó un perímetro de seguridad alrededor del estadio y se impuso que se cacheara uno a uno a los aficionados. En definitiva, el Santiago Bernabéu estaba blindado.

Más vigilantes y más controles

Pues bien, cuatro meses más tarde el club blanco no ha bajado la guardia en cuanto a la seguridad para acceder al campo. El número de vigilantes privados que se aumentaron debido al riesgo del clásico continúan en las puertas del estadio.

Antes de los atentados de París, en las torres de acceso laterales solían realizar los cacheos a los aficionados, aproximadamente cuatro vigilantes. Actualmente se pueden contar más de siete, los cuales registran a cada uno de los asistentes al partido.

Además, otro de los cambios que continúan es el lugar donde se lleva a cabo el control. Anteriormente,  se realizaba en el tercer piso, justo antes de validar la entrada al partido. Ahora los vigilantes están situados inmediatamente después de la entrada a la torre.

El Real Madrid, por lo tanto, continúa con las medidas de seguridad desde el clásico que jugó contra el Barcelona FC tras los atentados de París. Aún así, la presencia de la Policía ha descendido comparado a ese fin de semana y lo que prima es la seguridad privada en los accesos al campo.

El Confidencial Autonómico se ha puesto en contacto con el club blanco pero por motivos de seguridad han preferido no hacer ninguna declaración al respecto sobre el protocolo que llevan siguiendo los últimos meses.

Hay que recordar que uno de los atentados planeados por el ISIS en París durante el fin de semana de noviembre fracasó. Uno de los islamistas fue interceptado en uno de los controles de acceso al campo del Stade de France Saint Denis, al saltar el detector de metales. Debido a ello fue expulsado por los vigilantes. A los pocos minutos, él y otros dos terroristas detonaron los explosivos.

Este ruido provocó un nerviosismo entre los asistentes al partido los cuales pudieron escuchar la detonación. Entre ellos se encontraba el presidente de Francia, François Hollande en el palco, el cual fue evacuado en helicóptero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·