Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Nuevo incidente protagonizado por radicales rojiblancos

Habla un conocido del ultra del Atlético que apuñaló a otro: “Es de la vieja guardia y de los más peligrosos”

Un antiguo miembro del Frente recuerda las andanzas en los años 90 del detenido por este suceso junto al Wanda Metropolitano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tres años después del homicidio de un ultra del Deportivo de La Coruña a manos de radicales del Frente Atlético, la tragedia rondó de nuevo al club rojiblanco. En la previa del partido de Copa del Rey contra el Sevilla, un ultra recibió tres puñaladas a manos de otro hincha radical del mismo equipo. El detenido tiene una larga carrera dentro de la peña ultra del Atlético de Madrid.

Los servicios de emergencias atienden al hincha del Atlético apuñalado por otro ultra. Los servicios de emergencias atienden al hincha del Atlético apuñalado por otro ultra.

El suceso tuvo lugar cerca del metro de Las Musas y del Bar Zapatones, frecuentados por miembros de la peña radical Frente Atlético. El relato que maneja la Policía es que dos hinchas se encontraban hablando a las afueras del bar cuando otro hombre se acercó y asestó tres puñaladas a la víctima, que tuvo que ser ingresado en el hospital pero está fuera de peligro.

Los agentes del Cuerpo Nacional detuvieron al presunto autor del apuñalamiento, al que han identificado como Ignacio Racionero. Le sitúan como miembro de Suburbios Firm, un grupo que fue expulsado del Frente Atlético y que mantiene buenas relaciones con Hogar Social Madrid y otros colectivos ultraderechistas: aunque Suburbios Firm publicó en Twitter una nota desvinculándose completamente de estos incidentes, asegurando que ningún miembro de su grupo participó en este altercado y que denunciará a quien le relacione con ello.

Las peleas de los años 90

El Confidencial Autonómico ha podido contactar con un antiguo miembro del Frente Atlético que recuerda perfectamente al ahora acusado de apuñalar a un joven junto al Wanda Metropolitano. La Policía Nacional ya ha destacado que Racionero fue investigado en el caso del asesinato de Aitor Zabaleta, hincha de la Real Sociedad que murió apuñalado por ultras del Frente Atlético junto al Estadio Vicente Calderón en 1998: estuvo en prisión provisional aunque terminó siendo absuelto de este crimen en el que fue condenado Ricardo Guerra.

El antiguo ultra contactado por ECA terminó desvinculándose del Frente Atlético. Pero rememora los años en los que compartió andanzas con Racionero y con Guerra: los define como dos de los principales cabecillas del Frente Atlético en los años 90, pertenecientes a la facción Bastión, los más radicales entre los radicales ultras rojiblancos.

Del detenido este pasado miércoles por apuñalamiento recuerda que era uno de los ultras más peligrosos de la época: con estética skinhead (cabeza rapada, tirantes con la bandera de España), juntos participaron en numerosos altercados, como peleas con ultras rivales y con radicales de extrema izquierda.

“Pegábamos a gente de ultraizquierda”, reconoce con pesar este antiguo miembro del Frente Atlético que se relacionó con Ignacio Racionero, que ronda los 40 años y que según distintas fuentes tiene vetado el acceso al estadio del Atlético de Madrid por incidentes anteriores, como asaltar un entrenamiento del primer equipo para echar en cara a los jugadores la mala racha de juego.

La vieja guardia del Frente Atlético

Además, relaciona a Racionero con otros dirigentes veteranos del Frente Atlético -algunos de los cuales se vieron implicados en el asesinato del ultra del Deportivo Francisco Javier Romero Taboada ‘Jimmy’-, “la vieja guardia”. De hecho, en el ambiente de los ultras del Atlético manejan dos posibles explicaciones al apuñalamiento del bar Zapatones.

La primera, que se trate de una venganza después de que hace unos días un ultra del Frente Atlético, que es testido protegido, identificara ante un juez a otros cinco ultras como participantes en la pelea contra los Riazor Blues en 2014 junto al río Manzanares. La acusación de "chivato" circula estos días entre ultras del fútbol.

La segunda opción de la que se habla es de que se esté produciendo una lucha de poder en el seno del Frente Atlético, entre la vieja guardia y otra generación más joven. Esto segundo sería similar a lo sucedido en Ultras Sur, la peña radical del Real Madrid, en una pelea que tuvo lugar en noviembre de 2013 entre los dirigentes veteranos y otros ultras más jóvenes que pretendían tomar el poder.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·