Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Cerca del primer local de Tetuán

Los ultras del Hogar Social Madrid ocuparon un edificio pero lo abandonaron ante la súplica del dueño

Madrid

Pensaban abrir su nueva “sede” hace unos días. El propietario, español, les pidió que se fueran porque necesitaba alquilar el inmueble para mantener su empresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El desalojo por orden judicial del edificio que ocupaban ilegalmente en la calle Juan de Olías no desanimó a los neonazis del Hogar Social de Tetuán. Durante dos meses estuvieron buscando otro edificio o local vacío en el que poder entrar para retomar sus actividades.

Una de las ocupantes, en la azotea del edificio. Una de las ocupantes, en la azotea del edificio.

Tal y como contó El Confidencial Autonómico, los responsables de esta ‘okupación’ siguieron repartiendo comida sólo a españoles por la zona de Tetuán durante las semanas siguientes al desalojo del edificio. Abrieron entonces un período de reflexión en el que los miembros del Hogar Social Ramiro Ledesma sopesaron dos opciones: entrar por la fuerza en otro edificio vacío, o bien alquilar un local.

Finalmente, tras un tiempo buscando nueva “sede” por el mismo barrio madrileño, eligieron su próximo objetivo: un edificio en el mismo barrio de Tetuán, cercano a aquel del que fueron desalojados en el mes de septiembre.

Los ultras del Hogar Social tenían pensado entrar en el edificio, acondicionarlo y en este mes de noviembre abrirlo para volver a acoger personas sin techo, repartir comida sólo a españoles y proseguir con sus actividades.

No podemos perjudicar a españoles”

ECA ha podido saber que finalmente hace unas dos semanas los neonazis entraron en un edificio que estaba vacío en la misma zona de Madrid, por el barrio de Tetuán. “Volvimos a ocupar un edificio, y estábamos trabajando en él en silencio desde hace una semana, para hacerlo público”, explican desde el Hogar Social Madrid.

En esa semana trabajaron discretamente, y por eso no llegó a trascender que los neonazis desalojados de la calle Juan de Olías habían entrado por otro edificio. La revelación de que habían vuelto a desafiar la ley y habían comenzado otra ‘okupación’ en Madrid estaba prevista para el sábado 15 de noviembre.

Sin embargo, según aseguran los propios neonazis, cuando tenían a punto su nuevo “Hogar Social”, “decidimos abandonarlos, por un motivo más de peso”.

La razón que llevó a los impulsores del Hogar Social de Tetuán a abortar su plan de resucitar el proyecto fue que tras varios días preparando el edificio ‘okupado’, “apareció el propietario, junto a dos de sus empleados, con lágrimas en los ojos a punto de salir, ya que su empresa, que subsistía para pagar a los trabajadores y proveedores, confiaba en poder alquilar el edificio que nosotros ocupábamos para sacar algo de dinero y tenerlo como un seguro si empezaban a ir las cosas peor”.

El Confidencial Autonómico ha podido también visionar un vídeo -se puede ver íntegro pinchando aquí- en el que una de las responsables de esta ‘okupación’ ultraderechista explica a los simpatizantes de este movimiento las razones que les han llevado a no seguir adelante con su segundo proyecto de “hogar social”.

Somos el Hogar Social Madrid, hemos vuelto a okupar, pero nos hemos visto envueltos en una situación moral que nos obliga a salir”, explica la chica que aparece en el vídeo, mientras sube por la escalera de un edificio que parece ser de oficinas.

Ya en la azotea, con las Torres Kío de Plaza de Castilla muy cerca, la joven del Hogar Social Madrid explica que se marchan porque han aparecido los propietarios del edificio -“una pequeña empresa, de españoles”, remarca- que tienen una empresa de imprenta con graves dificultades económicas.

Según les explicó el dueño (“con lágrimas en los ojos”), necesitan alquilar ese edificio que ellos estaban ocupando para poder conseguir dinero para sobrevivir y no cerrar la empresa. “No podemos ser hipócritas, decir que ocupamos este edificio para ayudar a españoles perjudicando a otros y dejándoles en la calle”, asegura la joven ultra en el vídeo, en el que luego hace un alegato a favor de los pequeños empresarios y contra “los políticos corruptos que estafan”.

No somos la dictadura del proletariado despiadado, no somos como la extrema izquierda, porque nosotros sí somos pueblo, y nuestro objetivo sí es real: ayudar a los españoles por encima de todo, sea un parado o un trabajador, sea una madre soltera o un pequeño empresario emprendedor”, aseguran desde el Hogar Social Madrid para tratar de diferenciarse, por ejemplo, de la casa ‘okupa’ la Enredadera, también en el barrio de Tetuán y con quien tuvieron conflictos durante su estancia en la calle Juan de Olías.

El mensaje de los neonazis es muy claro: “Nosotros vamos a seguir con nuestra lucha, vamos a seguir intentando okupar un edificio”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·