Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Tras la renuncia de la diputada de la Asamblea

IU Madrid se inclina por no celebrar primarias para sustituir a Tania Sánchez

Madrid

La dirección regional considera que ya no da tiempo de organizar elecciones y prefiere un pacto entre las corrientes internas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos meses después de ser elegida en primarias candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid y tres meses antes de las elecciones autonómicas Tania Sánchez decidió abandonar Izquierda Unida por discrepancias en la estrategia de “convergencia” con otros partidos y colectivos.

Tania Sánchez, en un acto de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid. Tania Sánchez, en un acto de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid.

La hasta ese momento cabeza de lista de IU para las elecciones a la Asamblea de Madrid anunció su decisión tras un encuentro con militantes que apoyaron su candidatura “Recupera Madrid” en las primarias que tuvieron lugar en noviembre.

Al día siguiente, el jueves 5 de febrero, Sánchez y más de una decenas de cargos y militantes de Izquierda Unida en Madrid anunciaron en rueda de prensa su intención de impulsar, ya fuerza de la coalición que dirige Cayo Lara, una candidatura regional similar a Ganemos Madrid, que se está organizando en la capital.

Además de la crisis interna que ha provocado esta ruptura de Tania Sánchez con la organización de IU, la decisión de la hasta ahora diputada autonómica deja a Izquierda Unida sin cabeza de lista para las elecciones a la Asamblea que tendrán lugar el próximo 24 de mayo.

No hay tiempo para otras primarias

La situación en que queda la federación madrileña es compleja: después de que sus militantes y simpatizantes eligieron en noviembre a Tania Sánchez como candidata para la presidencia de la Comunidad de Madrid, ahora el partido se ha quedado sin número uno.

Fuentes de la federación madrileña de IU explican a El Confidencial Autonómico que la situación se va a analizar este viernes en el Consejo Político Regional que ya estaba convocado antes de la ruptura anunciada por Tania Sánchez y sus seguidores.

La preocupación en la dirección de Izquierda Unida se centra, sobre todo, en cómo sustituir a Sánchez por otro cabeza de lista para las elecciones autonómicas. Las fuentes consultadas por ECA aseguran que la cúpula regional colegiada -provisional tras la dimisión hace pocos meses del coordinador autonómico Eddy Sánchez- se inclina por no celebrar otras primarias para elegir al candidato que sustituya a Tania Sánchez.

La razón principal que alegan es de plazos: “No hay tiempo para organizar unas primarias ahora, a tres meses de las elecciones autonómicas”. Hay que recordar que la campaña de las primarias que se celebraron a finales de noviembre duró más de un mes.

Pacto interno para mantener las siglas de IU

La solución más probable pasaría por un pacto: es decir, conformar una candidatura “de unidad” entre las distintas corrientes internas que coexisten en IU de la Comunidad de Madrid y que de hecho se enfrentaron en las primarias de noviembre.

Tras la salida del partido de la candidata ganadora, Tania Sánchez, y de buena parte de los cargos orgánicos e institucionales que la apoyaban e integraban esa corriente, el pacto para una candidatura de unidad se basará sobre todo en los otros dos proyectos que concurrieron a las primarias y que fueron derrotados: el de José Antonio Moreno (de la corriente que controlaba el aparato regional) y el de Julián Sánchez-Vizcaíno.

En lo que coinciden muchos de los dirigentes de IU Madrid que se mantienen dentro de la coalición y que rechazaban la estrategia de Tania Sánchez para “converger” es en que, sea quien sea el elegido para ser el nuevo candidato, van a defender la permanencia de las siglas de Izquierda Unida en las elecciones a la Asamblea de Madrid del 24 de mayo.

Ese es precisamente uno de los principales motivos de la ruptura de Tania Sánchez con la dirección regional de IU: los críticos con la ganadora de las primarias la acusaban de querer “diluir” la organización de Izquierda Unida en una plataforma que trataría de aglutinar a Podemos y a otros colectivos políticos y sociales de la Comunidad de Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·