Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

José Blanco impulsa la candidatura de Trinidad Jiménez pese a tener encuestas que pronostican malos resultados para la actual ministra de Sanidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Destacados dirigentes y altos cargos del PSOE andan extrañamente revueltos por el debate abierto sobre el futuro candidato del partido a la Comunidad de Madrid. Las encuestas encargadas por José Blanco pronostican un mejor resultado a Trinidad Jiménez que a Tomás Gómez pero ésta no lograría arrebatarle la mayoría absoluta. Se teme una maniobra oculta del ministro. Fuentes socialistas de toda solvencia, consultadas por El Confidencial Digital, confirman la existencia de un grupo de dirigentes del PSOE recelosos con la actitud adoptada por José Blanco. Acusan en privado a su vicesecretario general de llevar al menos un año utilizando ante Zapatero el resultado de varias prospecciones encargadas por él mismo para debilitar la posición de Tomás Gómez. A juicio de esos altos cargos, el objetivo del titular de Fomento es convencer a su líder de que con la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, las cosas serían muy distintas para el PSOE en una plaza clave. Si el partido quiere volver a lograr una victoria frente al PP en las próximas generales, le habría transmitido Blanco, es imprescindible cambiar de candidato. Pero, ¿qué dicen realmente las dos últimas encuestas internas que maneja la vicesecretaría general del PSOE? La información llegada hasta este confidencial desvela fundamentalmente tres datos significativos. A saber: a) Que la ministra de Sanidad obtiene efectivamente una mayor valoración que Tomás Gómez. Ese dato es incluso ligeramente superior al de la propia Esperanza Aguirre. Además, estos muestreos confirman que el grado de conocimiento que tienen los madrileños de Trinidad Jiménez es también bastante más alto que el del ex alcalde de Parla. b) Que, pese a todo lo dicho, ni Trinidad Jiménez ni Tomás Gómez lograrían arrebatarle en estos momentos la mayoría absoluta a la actual presidenta de la Comunidad. Ninguno de los dos tiene opciones reales de lograrlo, según se desprende de los datos obtenidos en estos trabajos de campo. c) Que en ninguno de los estudios demoscópicos recientes se ha introducido el nombre de Alfredo Pérez Rubalcaba. El ministro del Interior no ha aparecido ni siquiera para testar el eco de los ciudadanos sobre su hipotética candidatura, pese a que así se ha hecho con otros ministros con cartera en el actual Ejecutivo, como Ángel Gabilondo. Estos tres datos circulan entre miembros de la actual ejecutiva socialista y alguno de ellos reconoce su inquietud. "¿Qué pretende José Blanco?". "¿Por qué propone a Zapatero una candidata que tampoco podrá ganar a Esperanza Aguirre?". "¿Qué está tramando el vicesecretario general?". Las especulaciones se suceden porque internamente no se descarta nada. Ni siquiera que José Blanco esté intentando una jugada a varias bandas. Primero, recuperar el poder de la estratégica federación socialista madrileña. Y segundo, eliminar un obstáculo en su camino hacia La Moncloa, 'quemando' a una de las mujeres por las que apuesta Zapatero de cara al futuro.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·