Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Primarias para la Comunidad y el Ayuntamiento

Julián Sánchez y Lali Vaquero se presentan como alternativa al proyecto de Tania Sánchez en IU Madrid

Madrid

Cuentan con el apoyo de diputados en el Congreso y el Parlamento Europeo. Piden el voto de “izquierdas” frente a otras formaciones que “huyen de situarse en ese ámbito”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid votarán el 30 de noviembre para elegir a sus cabezas de lista en las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Para la Asamblea regional y el ayuntamiento de la capital ya hay tres “parejas” de aspirantes.

Julián Sánchez-Vizcaíno y Lali Vaquero, aspirantes a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid. Julián Sánchez-Vizcaíno y Lali Vaquero, aspirantes a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid.

La candidata más conocida es Tania Sánchez Melero, diputada en la Asamblea de Madrid. Se presenta a las primarias autonómicas, mientras que Mauricio Valiente (también diputado regional) tratará de liderar la lista de IU a la alcaldía de Madrid. Ambos representan al denominado “sector minoritario” de Izquierda Unida en la región, enfrentado a la dirección autonómica pero más en línea con la cúpula federal que encabeza Cayo Lara.

Por parte, José Antonio Moreno (para la Comunidad de Madrid) y Raquel López (aspirante al ayuntamiento, donde es concejal) parten con la etiqueta de ser los candidatos apoyados por el sector mayoritario en esta autonomía y por el aparato regional.

Los terceros en discordia en las primarias de Izquierda Unida en Madrid son dos veteranos militantes que no se encuadran en ninguno de estas dos corrientes anteriores: Julián Sánchez-Vizcaíno, que disputará por encabezar la papeleta para la Asamblea regional, y Lali Vaquero, que aspira a la alcaldía de Madrid.

Entre los dos bloques enfrentados en IU Madrid

Los dos aspirantes, que comparten proyecto, presentarán sus candidaturas el domingo 2 de noviembre en Madrid con el lema “Avanza por la izquierda, avanza por Madrid”. Al acto acudirán -según ha podido saber El Confidencial Autonómico- varios cargos destacados dentro de Izquierda Unida.

Es el caso de la eurodiputada Paloma López, que fue número dos en la lista en los comicios del pasado 25 de mayo. López será la encargada de presentar a Vaquero y a Sánchez-Vizcaíno en un acto al que también acudirán las diputadas en el Congreso por Madrid Asunción de las Heras y Caridad García; Carlos Girbau, representante de Foro Social de Madrid; y José Antonio García Rubio, secretario federal de Economía y Empleo en Izquierda Unida. Además, aseguran contar con el apoyo de varios concejales en el ayuntamiento de Madrid.

ECA ha podido contactar tanto con Julián Sánchez-Vizcaíno como con Lali Vaquero. “No hay dos sin tres”, “no nos gusta el bipartidismo”: frases así con habituales en el discurso de ambos aspirantes, que definen su candidatura como alejada de esos dos grandes bloques enfrentados que existen ahora mismo dentro de la federación madrileña de Izquierda Unida.

“Estamos entre un proyecto muy forjado en los medios de comunicación [en relación a Tania Sánchez], y otro que representa la continuidad de la actual dirección [sobre José Antonio Moreno y Raquel López], nosotros defendemos netamente un proyecto de izquierdas”, aseguran desde esta candidatura de “Avanza por la izquierda”.

Dentro de Ganemos si es un proyecto de izquierdas

Uno de los debates en los que está inmersa Izquierda Unida, en toda España pero especialmente en Madrid, es si se presenta a las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015 en solitario o se integra en Ganemos Madrid, la candidatura unitaria en la que podrían confluir también partidos como Podemos.

Desde este proyecto para las primarias de Izquierda Unida explican a El Confidencial Autonómico que sus aspirantes sí apuestan por intentar levantar una candidatura amplia dentro de Ganemos, y de hecho ya han participado en sus foros. Pero también establecen algunas líneas rojas: la primera, que las siglas de IU estén presentes como tal en una posible candidatura unitaria, sin disolver la marca de Izquierda Unida.

Además, los discursos de Julián Sánchez-Vizcaíno y Lali Vaquero insisten una y otra vez en una idea: “Defendemos un proyecto netamente de izquierdas”. Lo dicen como requisito para integrarse o no en Ganemos Madrid, dependiendo de la posición que tome este proyecto, y añaden más: “No queremos ser como los que dicen ‘no somos de izquierdas ni de derechas’”, y admiten que es una referencia a algunas declaraciones de dirigentes de Podemos.

“Todos queremos ganar, pero hay que saber para qué queremos ganar. No podemos perder el anclaje en la defensa de los trabajadores”, afirma la aspirante a las municipales de Madrid, que explica que en todo caso será IU en conjunto, no sólo el ganador de las primarias, quien decida si se integran o no en Ganemos Madrid. También sería la organización quien decidiría si su candidato da un paso atrás para no liderar esa lista amplia de izquierda.

En lo que sí están muy convencidos los dos aspirantes de “Avanza por la izquierda” es en la necesidad de que, en cualquier caso, Izquierda Unida incorpore a distintos movimientos sociales para elaborar los programas electorales para la Comunidad de Madrid y para el ayuntamiento de la capital.

De hecho, Julián Sánchez-Vizcaíno explica que dentro de su candidatura ha incluido representantes, por ejemplo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), famosa por su lucha contra los desahucios, y también de las mareas blancas contra la privatización de la sanidad.

Debate entre candidatos a las primarias

“El objetivo es que no gobierne el PP”: así se plantean estos candidatos la estrategia de pactos en un escenario postelectoral. Para ellos, si los populares perdieran la mayoría absoluta apuestan por poder llegar a acuerdos con otros partidos que permitan a Izquierda Unida desarrollar al máximo su programa.

Sobre si apoyar o no gobiernos en Madrid con el PSOE a la cabeza, aseguran que la experiencia muestra que ha habido éxitos y fracasos: en Asturias, por ejemplo, el pacto se rompió un año después de las elecciones, mientras que en Andalucía consideran que están demostrando que pueden influir hacia la izquierda. A quien Lali Vaquero no considera aliado potencial es a UPyD, que podría ser decisivo para decantar la balanza a favor o en contra del PP: “Veo difícil pactar con fuerzas que no son de izquierdas”.

Tanto Vaquero como Sánchez-Vizcaíno calculan que el lunes 3 de noviembre podrán confirmar que ya han recogido el mínimo del 5% de avales para presentarse a las primarias. Una vez hayan sido proclamados candidatos, ambos pedirán a sus respectivos contrincantes que se celebren debates entre los aspirantes para contrastar sus proyectos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·