Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El ayuntamiento de Carmena mantiene una postura ambigua

Movilización contra las amenazas de desalojo de las casas okupas de Madrid

Los antisistema se manifestarán varios días para frenar la expulsión del centro La Dragona. Advierten: “Tendrán su Can Vies”, local de Barcelona que desató graves disturbios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Madrid tiene abiertos varios frentes con colectivos que están ‘okupando’ ilegalmente distintos inmuebles de la ciudad. Aunque ha tratado de llegar a soluciones dialogadas, finalmente ha tenido que advertir del desalojo a una de estos centros, La Dragona, por lo que los okupas van a protestar en las calles.

Centro okupa La Dragona, en el barrio de La Elipa (Madrid). Centro okupa La Dragona, en el barrio de La Elipa (Madrid).

La relación del gobierno de Manuela Carmena con el fenómeno okupa ha sido algo compleja en este casi año y medio de trayectoria. La nueva alcaldesa habló de encontrar “soluciones habitacionales” para estos colectivos que reivindican el derecho a ocupar ilegalmente edificios y locales cerrados y a los que sus dueños no les dan uso.

No hay que olvidar que muchos de los miembros de la lista de Ahora Madrid y ahora concejales provienen del activismo en el Patio Maravillas, uno de los espacios okupas más emblemáticos de Madrid en los últimos años.

Javier Barbero, concejal de Seguridad: Celia Mayer, de Cultura; Guillermo Zapata; Pablo Carmona; y Rommy Arce, entre otros, son concejales de Ahora Madrid que en el pasado fueron destacados activistas del colectivo okupa del Patio Maravillas.

Un local okupa que tiene fecha de desalojo

Ahora, sin embargo, el ayuntamiento que gestionan a través de la candidatura de Ahora Madrid se está encontrando con resistencias de los colectivos okupas que se niegan a “regularizarse” con el procedimiento con el que el consistorio quiere mantener estos centros en los barrios.

El Confidencial Digital ya contó que algunos okupas habían comenzado a pegar carteles por la ciudad en los que insultaban a Carmena y a su equipo, a los que acusaban de ser “·la misma mierda” que los anteriores gobiernos del PP, y de chantajearles para que se regularizaran.

Pues bien. Ahora, El Confidencial Autonómico ha podido comprobar que los distintos “Centros Sociales Okupados” se están movilizando para salir a la calle a defender su derecho a okupar y para tratar de parar los procesos de desalojo de algunas de estas casas y centros okupas.

Para el próximo 18 de noviembre están promoviendo una “manifestación por la okupación”. Tendrá lugar en el barrio de La Elipa, donde está situada una de estas casas okupas que se encuentra en el punto de mira de las autoridades: La Dragona.

El pasado 18 de octubre la Policía entregó a los responsables de este proyecto okupa una carta del ayuntamiento de Madrid en la que se les informaba de que el desalojo se produciría el 23 de noviembre, “todo ello bajo la explicita amenaza de actuación de las fuerzas de represión, así como de sanción ‘de hasta un cinco por 100 del valor de los bienes okupados’ para todos aquellos que pretendan no acatar la resolución”.

Como este es el desalojo que les amenaza de forma más inmediata, numerosos colectivos okupas y otros de izquierda radical están haciendo circular la convocatoria para manifestarse ese día 18 de noviembre. Días después, el lunes 21 de noviembre, volverán a protestar, pero esta vez en la Puerta del Sol y de nuevo para reivindicar la okupación.

Y el miércoles 23 de noviembre convocarán a sus simpatizantes ante el Espacio Social Okupado Autogestionado de La Dragona a las 10:00, cuando está previsto que las Fuerzas de Seguridad efectúen el desalojo.

Advertencia: “Tendrán su Can Vies”

La convocatoria está circulando entre colectivos okupa y antistema de Madrid, pero también entre plataformas antidesahucios, los Yayoflautas e incluso los anarquistas de la Federación Estudiantil Libertaria, además del Patio Maravillas.

Su mensaje es “¡Todos a defender nuestros Centros Sociales Okupados Autogestionados!”. También afirman que “El Ayuntamiento ‘del Cambio’ y Patrimonio quieren acabar con los Centros Sociales Okupados Autogestionados de Madrid. ¿Se lo vamos a permitir?”.

Pero hay quien está lanzando consignas más radicales. “Si quieres desalojar la @dragonaesoa, tendrán su Can Vies”, advierten algunos perfiles de Twitter. Hay que recordar que cuando el ayuntamiento de Barcelona, con Xavier Trías al frente, trató de desalojar el centro okupa de Can Vies, en el barrio de Sants, grupos de antisistema iniciaron una auténtica guerrilla urbana contra las fuerzas de seguridad hasta que el consistorio desistió en el desalojo.

Otros centros okupas amenazados

Hace días apareció en una publicación anarquista un artículo que expresaba el enfado del colectivo okupa de Madrid con el gobierno de Carmena. Critican duramente que Ahora Madrid, al igual de Barcelona en Comú, tengan la cobardía de no atreverse a incumplir la ley.

“Además del Patio Maravillas, que desde hace tiempo reclama sin éxito la cesión de un espacio municipal (parece que algunos/ as no calcularon bien las bondades del asalto institucional), el Ayuntamiento se encuentra de distintas maneras involucrado en el acoso a tres okupaciones madrileñas: el ESOA La Dragona de La Elipa, La Enredadera de Tetuán y el ESLA Eko de Carabanchel”, relatan los okupas.

Y es que además de La Dragona, hay otros centros okupas sobre los que pende la amenaza del desalojo. Uno es La Enredadera, situada en el distrito de Tetuán, que este verano recibió la notificación del ayuntamiento en la que se les instaba a “iniciar un proceso de burocratización del centro mediante la solicitud de una licencia de actividades para poder seguir existiendo”.

Los impulsores de La Enredadera se han negado a someterse al proceso de regularización que les ha ofrecido el ayuntamiento. Y acusan directamente de si les desalojan al Departamento de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Madrid, sus responsables políticos [el concejal es José Manuel Calvo], y por supuesto la Policía Municipal de Madrid que, con gusto, será la encargada de ejecutar las órdenes”.

Señalan que “otros Centros Sociales sí han decidido seguir la vía de legalización”, y que “hay mil y una maneras de desarrollar proyectos colectivos y cada una es respetable a su manera”.

Por otra parte, el 20 de octubre la Policía Municipal y funcionarios del ayuntamiento “entraron en el centro social okupado el Eko, en Carabanchel, tras reventar la cerradura de la puerta”, aseguran los okupas: “La solidaridad de vecinos/as y activistas logró que en muy poco tiempo, mucha gente acudiera al centro social y evitara la clausura del espacio [...] Según informó la policía, se trataba de una inspección técnica del edificio, pero al no haber nadie en el interior en ese momento, optaron por reventar la puerta y entrar en el interior por la fuerza, tratando de poner una nueva cerradura a su salida, para forzar el desalojo”.

Este último colectivo okupa expresa en nombre de todos la indignación que sienten hacia el ayuntamiento de Madrid por su estrategia de tratar de que todos pasen por su proceso de regularización. Y señalan que otros centros como el suyo están recibiendo las presiones municipales para acogerse a la “legalización”: los ya citados de La Dragona y La Enredadera, pero también La Morada (en Chamberí), Patio Maravillas…

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·