Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El ex ministro ya fue sondeado para el ayuntamiento

Opositores a Tomás Gómez apoyan a Ángel Gabilondo como candidato por Madrid

Madrid

Varios aspirantes que se enfrentaron al hasta ahora líder del PSM admiten que hay poco tiempo para organizar primarias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión de Pedro Sánchez de abrir expediente a Tomás Gómez por las sospechas de corrupción por el tranvía de Parla y de imponer una gestora regional ha convulsionado al Partido Socialista de Madrid. De inmediato han surgido nombres de posibles sustitutos de Gómez como candidato a la presidencia de la comunidad.

Ángel Gabilondo, en un acto del PSOE cuando era ministro de Educación. Ángel Gabilondo, en un acto del PSOE cuando era ministro de Educación.

El nombre que enseguida se colocó como el candidato más mencionado en las conversaciones entre cargos y militantes socialistas madrileños es el de Ángel Gabilondo. Ya antes de las elecciones autonómicas de 2011 el nombre del entonces ministro de Educación se barajó entre algunos dirigentes de la cúpula nacional del PSOE como contrincante de Esperanza Aguirre.

Más recientemente, en los meses previos a las primarias para elegir al cabeza de lista del PSM al ayuntamiento de Madrid, algunos sectores del partido volvieron a poner en circulación la opción de Gabilondo para tratar de arrebatar al PP el gobierno de la capital de España.

El Confidencial Autonómico contó entonces que antes de que se postulara Antonio Miguel Carmona, desde Ferraz y Callao (sede de los socialistas madrileños) se planteó la posibilidad de presentarlo como candidato al ayuntamiento. Sin embargo, Gabilondo aseguró que no pretendía concurrir a las primarias -ya que ni siquiera es afiliado del PSOE-, aunque estaría a disposición del partido si éste le necesitaba.

Poco tiempo para celebrar otras primarias

Pues bien: ahora el catedrático de Metafísica en la Universidad Autónoma de Madrid vuelve a estar encima de la mesa como el candidato más probable a suceder a Tomás Gómez como cabeza de lista a la Asamblea de Madrid.

El motivo principal es que sólo faltan tres meses para las elecciones autonómicas del 24 de mayo, y mucho menos aún para presentar oficialmente las listas para estos comicios. Ante este escenario, la posibilidad de celebrar unas nuevas primarias para elegir al candidato es remota.

Así lo aseguran a ECA desde las candidaturas, tanto autonómicas como municipales, que en el mes de octubre trataron de enfrentarse a Tomás Gómez y a Antonio Miguel Carmona en unas primarias que, por la barrera de los avales, no se llegaron a celebrar.

César Giner, ex diputado de la Asamblea y que estuvo en la ejecutiva de Rafael Simancas, asegura que la decisión tomada por Pedro Sánchez era la necesaria ante la situación crítica que provocaron los indicios contra Tomás Gómez por el caso de corrupción del tranvía de Parla. Giner señala que el método que los estatutos establecen para elegir candidato es el de las primarias, pero admite que habrá que valorar si los plazos de tiempo permiten poner en marcha ahora un proceso de elecciones internas.

Sobre la posibilidad de que finalmente los órganos del partido designen directamente a Ángel Gabilondo, Giner asegura que el ex ministro del gobierno de Zapatero sería un buen candidato: “Si fuese él el candidato, yo me pondría a su lado y lo apoyaría”.

Aunque se presentó a las primarias municipales para Madrid, desde la candidatura de Enrique del Olmo (miembro de la Comité Regional del PSM) señalan que la intervención de Ferraz sobre la organización socialista madrileña “abre otra vez el melón”: de hecho, fuentes cercanas a Del Olmo aseguran que todavía hay tiempo para celebrar primarias, y de hecho sería la mejor opción para tratar de superar la desafección de los votantes que han visto con rechazo este polémico relevo de Tomás Gómez.

Eso sí, desde el equipo del socialista que trató de competir con Antonio Miguel Carmona se temen que al final la solución “se decida en los despachos”: es decir, que la gestora y la dirección federal decidan designar a un cabeza de lista, llegando a un acuerdo entre las distintas corrientes internas del PSM. Aún así, esperan que la petición de celebrar primarias por parte de otros candidatos y de los militantes surta efecto.

Cepeda y Simancas, otras opciones

ECA también ha contactado con colaboradores de Carlos Morales -otro opositor a Tomás Gómez que tampoco consiguió avales para llegar a las primarias-, que aseguran que es verdad que el tiempo corre en su contra, “aunque no hay que olvidar que otros partidos, como PP e IU, tampoco tienen ahora mismo candidato”.

Fuentes de esta candidatura aseguran que su postura dependerá de quién sea el cabeza de lista designado, si finalmente se decide esta opción. “Si Ángel Gabilondo aceptara ser candidato, lo valoraríamos. Lo respetamos, y creemos que con él creceríamos”, afirman personas cercanas a Carlos Morales, que de hecho aseguran que cuando se barajó el nombre de Gabilondo antes de las primarias, Morales decidió que si el ex ministro daba el paso no presentaría su propia candidatura, sino que lo hubiera apoyado como alternativa a Tomás Gómez.

Eso sí, la situación cambiaría con otros nombres que se han empezado a barajar: “Ángel Gabilondo está a otro nivel, pero si eligieran a José Cepeda, o incluso a Rafael Simancas [poco probable al ser presidente de la gestora], Carlos Morales tendría la misma legitimidad para ser elegido candidato”, y por tanto sí trataría de hacer frente pidiendo primarias.

Consigna: unidad interna en la gestora

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, a última hora del martes 11 empezó a circular por mensajes de What’sApp entre cargos y militantes del PSM la noticia de que Gabilondo -que estaba de viaje- habría aceptado la propuesta que le habrían hecho desde la dirección federal del PSOE.

Actualmente, el mayor obstáculo formal que separa a Gabilondo es el hecho de que no es militante del Partido Socialista: por eso, aunque fuera elegido candidato, luego tendría más complicado ser investido secretario general del PSM, ya que se exige una antigüedad de al menos seis meses de afiliación.

Otra de las peticiones de todas estas candidaturas es la unidad: que la comisión gestora que presidirá Rafael Simancas sea plural e integre a todas las corrientes y sensibilidades del socialismo madrileño para tratar de cerrar, al menos provisionalmente, la herida interna que se ha abierto con la decisión de Pedro Sánchez de iniciar el expediente de expulsión de Tomás Gómez y de disolver la ejecutiva regional del PSM.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·