Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La Policía investiga al líder de los Ultras Sur del Real Madrid por tráfico de drogas

Madrid

Antonio Menéndez “El Niño” fue detenido con su hermano y con otro miembro de la hinchada radical madridista por participar en robos con violencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Inmersos en una guerra interna desde hace meses, los hinchas radicales de Ultras Sur han visto cómo la Policía Nacional detenía al líder de la facción que se ha impuesto. Antonio “El Niño”, su hermano y Javi “El Bombero” están acusados de robo con violencia y tenencia ilícita de armas, pero la Policía también investiga si traficaban con drogas, a pesar de que los skinheads neonazis (movimiento al que pertenecen) repudian públicamente las sustancias estupefacientes.

Antonio Menéndez ‘El Niño’, líder de los Ultras Sur del Real Madrid. Antonio Menéndez ‘El Niño’, líder de los Ultras Sur del Real Madrid.

Agentes del Grupo V de Homicidios de la Policía Judicial y de la Brigada Provincial de Información de Madrid detuvieron a Antonio Menéndez, alias “El Niño”, a su hermano Enrique, y a Javier O.G., alias “Javi El Bombero” acusados de al menos dos robos con violencia e intimidación.

“El Niño” ha alcanzado relevancia pública en los últimos meses por haberse hecho con el liderazgo de los hinchas radicales del Real Madrid, los Ultras Sur, después de duros enfrentamientos internos en este grupo ultra. “Javi El Bombero” es uno de sus hombres de confianza en Ultras Sur.

Según ha explicado la Policía Nacional, los detenidos asaltaron una vivienda y un trastero, en las localidades madrileñas de Alcorcón y Majadahonda, para robar en su interior.

Asalto a unos narcotraficantes

Además de estos delitos, la Policía investiga a los tres detenidos por otro asunto. Según explican a El Confidencial Autonómico fuentes de la Jefatura Superior de Madrid, también se sospecha que estaban implicados en tráfico de drogas.

Desde hace tiempo, los agentes seguían la pista al líder de Ultras Sur, a su hermano y al otro hincha del Real Madrid por su supuesta actividad en el trapicheo de estupefacientes.

De hecho, uno de los asaltos con robo de los que les acusa la Policía Nacional podría haber sido a unos presuntos narcotraficantes, en lo que se denomina en jerga criminal un “vuelco”: dos grupos que trafican con droga conciertan una cita para vender o intercambiar droga, pero uno de los grupos de traficantes se lleva por la fuerza toda la droga o el dinero.

El discurso neonazi contra las drogas

Esta posible implicación de dos cabecillas de Ultras Sur en el tráfico de drogas contrastaría con el tradicional discurso que el movimiento skinhead neonazi (al que pertenecen tanto Antonio “El Niño” como Javi “El Bombero”).

Al menos públicamente, y en su propaganda para captar nuevos adeptos, los neonazis muestran su frontal oposición al tráfico y al consumo de drogas. Es más, en muchos casos han promovido campañas de “limpieza” contra estas sustancias que consideran que destruyen a “la raza” que dicen defender.

Lucha por el poder en el movimiento skinhead de Madrid

Antonio “El Niño” ha provocado un auténtico terremoto en los Ultras Sur y en el disperso movimiento neonazi en Madrid. Fuentes policiales aseguran  a El Confidencial Autonómico que todos los movimientos que se han producido en los últimos meses -“toma del poder” en los Ultras Sur, ataque a un bar frecuentado por hinchas del Frente Atlético...- se explican por una estrategia de Antonio Menéndez para controlar a los radicales de extrema derecha de todo Madrid. En este sentido, las motivaciones futbolísticas quedan en un segundo plano, ya que el propio Menéndez confesaba en su perfil de Twitter ser aficionado del Atlético de Madrid y que, textualmente, el fútbol "se la suda".

Después de la desarticulación y proceso judicial contra Blood&Honour y Hammerskin (las dos principales organizaciones a nivel nacional), un grupo de skinhead madrileños fundaron Outlaw Madrid. Esta organización, de la que Antonio “El Niño” y Javi “El Bombero” son cabecillas destacados, pretende aglutinar de nuevo a los nacionalsocialistas de la Comunidad de Madrid.

Desde la Policía Nacional explican que no saben concretamente qué motivó la agresión a ultras del Atlético de Madrid en un bar la pasada Nochevieja. Sin embargo, esta reyerta, así como la pelea que se produjo en el bar Drakkar (centro de operaciones de los Ultras Sur antes de los partidos en el Estadio Santiago Bernabéu) entre la facción de los detenidos y la de los veteranos Álvaro Cadenas y José Luis Ochaíta, la enmarcan en una lucha de poder interna entre neonazis de la que Antonio Menéndez pretende conseguir el control absoluto del movimiento en Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·