Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Tras la reyerta en Madrid en la que murió un hincha

144 ultras de Riazor Blues y Frente Atlético tendrán prohibido acceder a estadios de fútbol

Madrid

La Comisión Antiviolencia comunicará sus identidades a la Policía y a los clubes para vetar a los radicales durante cinco años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Decenas de hinchas radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña participaron en la pelea junto al Estadio Vicente Calderón en la que murió Francisco Javier Romero Taboada, “Jimmy”. La Policía ha ido identificando a muchos de ellos y la Comisión Antiviolencia los ha sancionado.

Ultras participantes en la reyerta entre Riazor Blues y Frente Atlético. Ultras participantes en la reyerta entre Riazor Blues y Frente Atlético.

Pocos días después de la reyerta mortal, la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte (el nombre completo de este organismo) decidió sancionar a 88 ultras pertenecientes a peñas como Frente Atlético y Riazor Blues con una multa 60.001 euros a 88 aficionados señalados por la Policía como participantes en el enfrentamiento violento a orillas del río Manzanares.

Dos meses después se ha levantado el secreto de sumario de la investigación que sigue un juez de Madrid sobre esta pelea que terminó con un ultra muerto. Como consecuencia, la Comisión Antiviolencia ha conocido más nombres de hinchas y ha decidido también sancionarlos: en total son otros 56 hinchas violentos del Deportivo de La Coruña y del Atlético de Madrid los que se enfrentan a multas de 60.001 euros que tienen que ser ratificadas por el Gobierno, en concreto por el secretario de Estado de Seguridad.

Identificados para no poder entrar a los estadios

El Confidencial Autonómico ha podido saber que esta sanción económica viene acompañada, en todos los casos, de otra sanción: la prohibición de acceso a recintos deportivos durante cinco años. De esta forma, una vez que el Gobierno apruebe las propuestas de sanción, 144 ultras del Frente Atlético y de los Riazor Blues tendrán vetado el acceso a los estadios.

Fuentes del Consejo Superior de Deportes -el organismo al que pertenece la Comisión Antiviolencia- explican que lo que no pueden revelar es la identidad de esas personas sancionadas, pero tampoco siquiera cuántos de estos 144 son hinchas radicales del Deportivo de La Coruña y cuántos pertenecen a peñas ultras del Atlético de Madrid. Sobre todo porque en algunos casos es más difícil distinguirlos al haber más peñas implicadas: eso sí, a los cabecillas de estos grupúsculos sí se les ha identificado con más facilidad (por su atuendo, los carnés de socio, etc.).

Una vez que esta sanción administrativa sea firme, falta un trámite para que sea efectiva esa prohibición de acceso a los estadios de fútbol. Consiste en que la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte comunique las identidades de estos ultras sancionados tanto a la Policía Nacional como a los coordinadores de seguridad de los clubes de fútbol para que éstos velen por vetar que los radicales implicados en la pelea mortal del Manzanares vuelvan a entrar a los estadios en estos cinco años de sanción.

Las fuentes consultadas por ECA admiten que a pesar de la sanción, a veces es complicado evitar que alguno de estos hinchas violentos “se cuele” en un estadio a pesar de estar sancionado: acuden no a la grada de los ultras, sino a otra zona del estadio, o intentan entrar con el abono de otro socio para intentar de pasar desapercibido. Aún así, sus identidades estarán registradas para tratar de impedir que vuelvan al Vicente Calderón, en el caso de los del Frente Atlético, y a Riazor en el de los Blues.

Atlético y Deportivo no han recibido más nombres

Desde el Atlético de Madrid un portavoz asegura que ya en un primer momento expulsaron del Calderón a quince radicales: a ocho socios se les retiró el abono, y a otros siete que no eran socios también se les prohibió la entrada. Desde entonces no han recibido ninguna nueva comunicación de la Policía para identificar a más implicados en la reyerta en la que murió “Jimmy”.

Eso sí, la postura del club rojiblanco es tajante: tras haber dejado de reconocer al Frente Atlético, cualquier nombre que reciban de las autoridades actuarán retirando carnés de socio y prohibiendo la entrada al campo.

Por su parte, un portavoz del Deportivo de La Coruña señaló a El Confidencial Autonómico que “nadie del club comenta públicamente este tipo de informaciones”, ante la pregunta de si habían recibido alguna comunicación de la Policía o de la Comisión Antiviolencia sobre los ultras de Riazor Blues implicado, y si habían expulsado a alguno de ellos. Sin embargo, en una noticia reciente desde el club gallego aseguraban que nadie les había enviado ningún listado ni comunicación con la identidad de los ultras identificados como participantes en la pelea junto al Estadio Vicente Calderón.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·