Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Aplicando la Ley de Memoria Histórica

El ayuntamiento de Madrid no cede y rebautizará la calle Millán-Astray

Ha desestimado las alegaciones de veteranos legionarios, que defendían la labor social que llevó a cabo el fundador de la Legión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La calle General Millán-Astray desaparecerá del plano de Madrid. El ayuntamiento que dirige Manuela Carmena no ha aceptado las alegaciones que presentó un grupo de antiguos miembros de la Legión, que se han movilizado para tratar de evitar que se rebautice la vía dedicada al fundador de esta unidad del Ejército.

Calle General Millán-Astray de Madrid. Calle General Millán-Astray de Madrid.

La inclusión de la calle General Millán-Astray entre las casi 30 vías de la capital de España que van a cambiar de nombre para eliminar referencias “franquistas” provocó una reacción de militares veteranos y en la reserva, sobre todo antiguos legionarios, que se pusieron en marcha para frenar estos planes.

Además de convocar una manifestación en Madrid, que finalmente será una concentración en la Plaza Mayor a la que acudirán simpatizantes y ex legionarios de numerosos puntos de España e incluso del extranjero, los impulsores de la movilización presentaron alegaciones ante el ayuntamiento de Madrid.

En los documentos enviados al Comisionado para la Memoria Histórica que preside Paca Sauquillo, los antiguos legionarios argumentaban que no se puede considerar que José Millán-Astray entre en los casos previstos por la ley para eliminar referencias “franquistas” de las calles.

Desestiman las alegaciones en favor de Millán-Astray

Tras varios intentos ignorados, el consistorio les avisó de que estudiaría sus alegaciones, tal y como se contó en estas páginas. Los miembros del Comisionado para la Memoria Histórica se reunieron el lunes y debatieron y evaluaron los argumentos presentados para defender la calle General Millán-Astray, por haber sido fundador de la Legión, del Cuerpo de Mutilados y por la labor social de ayuda a los desfavorecidos en el Madrid de la posguerra.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que este jueves el asesor y coordinador del Comisionado para la Memoria Histórica, Txema Urkijo, se reunió con varios de los representantes de las hermandades de antiguos legionarios que están batallando contra el cambio del nombre de la calle.

El objeto de la reunión era trasladarles la decisión del ayuntamiento: y esta es desestimar las alegaciones y continuar adelante con los planes de eliminar del callejero el nombre de Millán-Astray, dentro del primero grupo de 27 calles “franquistas” que van a ser renombradas.

Urkijo basó la argumentación del Comisionado de Memoria Histórica, entre otros asuntos, en el polémico incidente que tuvo lugar en los primeros meses de la Guerra Civil en la Universidad de Salamanca en un acto en el que estuvo Miguel de Unamuno y José Millán-Astray, en el que según la versión más difundida, el fundador de la Legión habría acabado gritando “¡Muera la inteligencia!” como respuesta al “Venceréis, pero no convenceréis” del escritor a los sublevados.

Además, el ayuntamiento asegura que participó en la Guerra Civil y que tuvo un papel principal en la puesta en marcha del aparato de prensa y propaganda del bando franquista, y añaden que Millán-Astray apoyó el nombramiento de Franco como generalísimo y jefe de Estado el 1 de octubre de 1936.

El nombre se puso antes de la Guerra Civil

Los antiguos legionarios consultados por ECA explican que durante la hora y media de reunión han vuelto a rebatir todos esos argumentos. Señalan que Millán-Astray era ya un militar retirado y que se encontraba en Buenos Aires cuando se produjo el golpe de Estado del 18 de julio; y que su período en el aparato de propaganda de Franco fue muy corto.

Pero, además, los defensores de la calle Millán-Astray sumaron otro argumento. Allí mismo, durante la reunión, pudieron consultar el libro oficial de la Toponimia Madrileña, de Luis Miguel Aparisi, que recoge cómo se han ido “bautizando” las calles de Madrid.

Y ahí comprobar que la primera Plaza de Millán-Astray se puso en la capital en 1927; es decir, nueve años antes de que estallara la Guerra Civil, lo que invalidaría el argumento de que fue puesta por el régimen franquista.

Se trataba de una plaza en el barrio de Carabanchel que en la Segunda República fue renombrada como Plaza de Pablo Iglesias -fundador del PSOE-. Luego en 1969 se le daría el nombre a la actual calle Millán-Astray, pero en 1927 se hizo en reconocimiento a su papel en la Guerra de Filipinas; por haber fundado la Legión; por fundar el Cuerpo de Mutilados de Guerra; y por las heridas de guerra sufridas en combate en Marruecos, que le hicieron perder un brazo y un ojo.

Además, los antiguos legionarios reprocharon a Txema Urkijo que con Millán-Astray no se permita una solución como con la calle Comandante Zorita.

Esta vía será renombrada como “Aviador Zorita”, para reconocer los méritos de Demetrio Zorita Alonso al ser el primer español en superar la barrera del sonido, pero al mismo tiempo no hacer referencia a su participación en la Guerra Civil, en la que combatió en el bando franquista. Sinb embargo, el ayuntamiento no acepta la solución de cambiar la calle por “Calle Millán-Astray, fundador de la Legión”, y de hecho mantiene su empeño en que la sustituta sea la Avenida de la Inteligencia, en referencia a ese incidente con Unamuno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·