Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Se encuentra en el distrito madrileño de Puente de Vallecas

El bisnieto de un afectado por el cambio de calles “franquistas” pedirá a Carmena que rectifique

Presentará un escrito alegando que la vía dedicada a Francisco Iglesias no es un homenaje a un piloto de la Guerra Civil, sino un industrial propietario de una fundición

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno municipal de Manuela Carmena se ha comprometido a cumplir la Ley de Memoria Histórica y va a acabar con los nombres de las calles de Madrid que recuerdan y homenajean a personajes, episodios y símbolos de la dictadura de Franco, pero sus planes se están encontrando con algunas quejas.

Calle Francisco Iglesias, en Madrid. Calle Francisco Iglesias, en Madrid.

Calle Francisco Iglesias, en el distrito de Puente de Vallecas: se trata de una de las 30 vías públicas de la capital que cambiarán de nombre en esta primera oleada para acabar con nombres “franquistas”.

Según la delegada de Cultura, Celia Mayer, la calle Francisco Iglesias honra a un piloto de avión -Francisco Iglesias Brage- que combatió en la Guerra Civil, en el bando nacional, y que participó directamente en la masacre de la carretera Málaga-Almería, el ametrallamiento hasta la muerte de entre 3.000 y 5.000 personas que huían de la ocupación de las tropas sublevadas.


Sin embargo, Rafael Iglesias, bisnieto de Francisco Iglesias Angelina, niega esta versión. Según explica a El Confidencial Autonómico, esta calle de Puente de Vallecas no está dedicada al piloto franquista Francisco Iglesias Brage, sino al industrial Francisco Iglesias Angelina, que de hecho murió en 1917: es decir, veinte años antes de la matanza de Málaga.

Un empresario dueño de una fundición

Francisco Iglesias Angelina era propietario de una metalurgia, Fundaciones Francisco Iglesias, muy conocido a principios del siglo XX. Su empresa hizo, por ejemplo, las columnas y andanadas de la Plaza de Toros de las Ventas. En sus talleres también se fundieron las columnas metálicas del gran toldo que se coloca en la puerta del Palacio de las Cortes para ocasiones solemenes, como por ejemplo la proclamación del rey Felipe. Su nombre también aparecía en muchas de las farolas de gas que había en las calles madrileñas.

Este empresario metalúrgico tenía una fábrica en lo que ahora es la calle Ferrocarril. Para ampliar el negocio, adquirió unos terrenos en lo que entonces era el municipio de Vallecas, independiente de Madrid. Cuando esa zona se urbanizó, le pudo poner su propio nombre y el de varios de sus hijos a las calles adyacentes.

De hecho, el bisnieto, Rafael Iglesias, destaca que esta es una de las señales que mejor demuestran que la calle Francisco Iglesias está dedicada a este industrial y no al piloto franquista. Actualmente aún sobrevive la calle Aurora Iglesias, perpendicular a la que quiere “rebautizar” el ayuntamiento de Madrid, y que está dedicada a la hija de Francisco Iglesias Angelina.

Rafael Iglesias asegura a ECA que él y sus familiares descendientes del empresario de principios de siglo van a documentarse más con el objetivo de enviar un escrito al ayuntamiento de Madrid para que rectifiquen sus planes de cambiar el nombre de la calle Francisco Iglesias. Pretenden poder demostrar sin lugar a dudas que esa vía de la capital no es “franquista”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·