Sábado 21/10/2017. Actualizado 13:59h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Cristina Cifuentes le prometió a sus hijos que no volverá a coger la moto

Madrid

La delegada del Gobierno en Madrid se lo dijo cuando estaba ingresada en el hospital por el grave accidente de tráfico que sufrió en agosto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuatro meses después del accidente que tuvo en las calles de Madrid, y tres meses después de salir del hospital, Cristina Cifuentes ya se ha reincorporado a sus tareas como delegada del Gobierno. Asegura que esta dura experiencia le ha cambiado, pero lo que no se sabía es que también ha hecho un firme propósito que comunicó a sus hijos: no volver a subirse en una moto.

Cristina Cifuentes, durante una reciente entrevista en RNE. Cristina Cifuentes, durante una reciente entrevista en RNE.

El pasado 20 de agosto, Cifuentes circulaba en moto por el Paso de la Castellana de Madrid cuando chocó con un BMW. La gravedad del accidente fue tal que la vida de la política popular estuvo en peligro: pasó 12 días en coma y con respiración asistida, padeció un neumotórax, tenía rotas siete costillas, hematomas en el corazón y en el pulmón...

Un mes después de ser ingresada, recibió el alta del Hospital La Paz de Madrid. Como ya informó El Confidencial Digital, durante ese tiempo Cifuentes fue objeto de crueles insultos en las redes sociales, pero también del interés de políticos y personalidades de todo tipo: incluso el presidente del Gobierno y el Príncipe de Asturias se interesaban puntualmente por su salud.

En las entrevistas que ha concedido en las últimas semanas, cuando se ha incorporado plenamente a sus labores como delegada del Gobierno, Cifuentes ha remarcado que el accidente de moto y la estancia en el hospital le han hecho empezar a ver la vida de otra manera: de una forma más tranquila y reposada, dándole menos importancia a las cosas menos trascendentales.

Una “motera” que deja las motos

Esta nueva forma de ver la vida de la delegada del Gobierno en Madrid se ha concretado en un compromiso. Personas muy cercanas a Cristina Cifuentes explican a El Confidencial Autonómico que, durante su estancia en el hospital, la dirigente del PP de Madrid prometió a sus hijos no volver a subirse a una moto.

La delega del Gobierno en Madrid tiene dos hijos con su marido, Francisco Javier Aguilar: la mayor, de 23 años, y el menor, de 21. Fue en una visita de estos al Hospital La Paz, donde estaba ingresada, cuando Cifuentes aseguró a sus hijos que renunciaba a lo que antes era una de sus aficiones.

Hay que recordar que, antes de sufrir este grave accidente, la delegada del Gobierno era una “motera” empedernida. Así lo aseguraba en público y en privado, y así lo demostraba cada día, ya que usaba su propio ciclomotor scooter para ir de su casa al trabajo y para moverse por la capital de España.

Las fuentes consultadas por ECA aseguran que Cifuentes afirman que esa vena “motera” ha terminado, para tranquilidad de sus hijos y de toda su familia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·