Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La última fue presentada el 15 de julio

Cuatro denuncias amenazan el macro complejo de Villar Mir en Madrid

Madrid

Una de ellas exige la paralización inmediata de las obras, que llevan ya varios meses en marcha

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pocos proyectos acumulan tantas demandas como el de Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, que convertirá los históricos edificios de la plaza de Canalejas, junto a la Puerta del Sol, en un centro comercial con hotel de cinco estrellas y viviendas de lujo.

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL. Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL.

El desarrollo de la Operación Canalejas está siendo un calvario también para el Banco de Santander, propietario original de los edificios, para el Ayuntamiento y para la Comunidad de Madrid. Y es que hasta cuatro denuncias están ahora mismo en marcha contra un proyecto que, mientras tanto, sigue adelante con las obras.

La última en presentarse fue el pasado 15 de julio. El anterior propietario de los edificios, el grupo vasco R&A Palace denunció la modificación puntual del Plan General Urbano (PGOU) de la ciudad llevado a cabo por la alcaldesa Ana Botella y por el presidente autonómico, Ignacio González, por favorecer claramente el desarrollo del proyecto en contra del patrimonio artístico de la ciudad.

Esta denuncia pide la paralización inmediata de las obras, que llevan varios meses en marcha. Ahora el juez tiene que decidir estos días si acepta esas medidas cautelares, previa respuesta del Ayuntamiento de la capital.

Según esta denuncia, hay patrimonio artístico que está en peligro puesto que va a ser eliminado o trasladado “a no se sabe dónde”, según la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, una de las más beligerantes contra el proyecto de Juan Miguel Villar Mir

Segunda denuncia

Precisamente la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio es la denunciante ante el Ministerio de Cultura de las obras. El motivo es por “el expolio que se está produciendo en el interior y en el exterior de los históricos edificios”. Se presentó el pasado 13 de marzo y todavía el ministerio que dirige José Ignacio Wert no ha respondido.

Vicente Patón, presidente de esta asociación, explica que el motivo de presentar esta demanda ante Cultura es seguir el patrón utilizado por los vecinos del barrio valenciano de El Cabanyal, que consiguieron detener su eliminación.

Tercera denuncia

La tercera denuncia la ha interpuesto también el primer promotor de la operación, el grupo vasco R&A Palace. Esta empresa ideó el macro complejo que ahora desarrolla Villar Mir y le compró al Banco de Santander en marzo de 2006 los edificios de las históricas sedes de Banesto y el Banco Central Hispano. La cantidad de dinero no se conoció, pero se publicó que el precio había sido de 325 millones de euros.

Sin embargo, en diciembre de 2012, el Santander revendió el complejo a Villar Mir, motivo por el que el primer promotor tiene demandado al Santander y reclama una indemnización de 84 millones de euros. Las dos partes tuvieron el pasado mes de noviembre el acto de conciliación, en el que no se llegó a ningún acuerdo. El juicio oral ha quedado fijado para este próximo mes de noviembre.

La defensa del Banco de Santander en este caso es que R&A Palace no pagó uno de los plazos del traspaso de los edificios. El grupo vasco por su parte reconoce el impago pero alega que no se le dio el plazo legal para abonar las facturas: simplemente el Santander dio por acabado el contrato, se quedó con el dinero pagado hasta ese momento y se lo revendió a OHL.

Cuarta demanda

Y, por último, una cuarta demanda nubla el desarrollo del proyecto. Es la presentada ante el Tribunal Constitucional por PSOE e IU contra el PGOU de la Comunidad de Madrid. El TC emitió su sentencia hace unos días y declaró inconstitucionales ocho artículos de la ley madrileña por apropiarse de competencias estatales.

Para los demandantes y los críticos con el macro proyecto, la sentencia del TC es un duro golpe que  provocará que sea paralizado. Sin embargo, en el gobierno de la Comunidad de Madrid se asegura que no afecta para nada. De acuerdo con las fuentes consultadas por ECD, “están nerviosos tanto en Ayuntamiento, como en Comunidad como en OHL”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·