Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

Acuerdo entre PP y Ciudadanos

Los médicos de Madrid reciben con agrado el plan anti-privatización de la Sanidad

Algunos colectivos de profesionales señalan que la mayor dificultad será recuperar el control de los hospitales y readmitir a los despedidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante la campaña electoral la candidata del PP, Cristina Cifuentes, se comprometió a no seguir con la privatización de la Sanidad en la Comunidad de Madrid. Eran uno de los requisitos de Ciudadanos para dar su apoyo a la investidura de los conservadores en la región.


Cristina Cifuentes e Ignacio Aguado cierran un acuerdo de investidura para la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes e Ignacio Aguado cierran un acuerdo de investidura para la Comunidad de Madrid

El Confidencial Autonómico ha conversado con diferentes colectivos sanitarios de la Comunidad de Madrid para que valorasen el acuerdo entre los populares y el partido de Albert Rivera para terminar con la privatización de la sanidad en la región. La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid ve de forma positiva el acuerdo entre ambas formaciones ya que llevan años denunciando el avance de la gestión privada en el sector público.

Esta asociación de profesionales de la medicina convocó dos círculos sanitarios antes de los comicios municipales del pasado mes de mayo: el primero con los candidatos a la presidencia de la Comunidad y el segundo con los posibles consejeros de sanidad. En esas reuniones transmitieron a los políticos la “intranquilidad” que viven los médicos y personal sanitario por el avance de la gestión privada.

Según este colectivo, había dudas entre todos los políticos por el futuro de los hospitales que actualmente dependen de empresas privadas como el de Torrejón, Arganda del Rey, Villalba y Valdemoro. Las fuentes consultadas por ECA afirman que son casos difíciles ya que promover que estos edificios vuelvan a ser de titularidad pública supondrían un gran gasto. Este colectivo no está en contra de la coexistencia entre público y privado siempre y cuando sean un complemento y no conviertan la sanidad en “una fuente de ingresos”.

FSP-UGT cree que la situación es reversible

Para la Federación de Servicios Públicos de UGT, el acuerdo se acoge de forma positiva en un primer momento. Las fuentes consultados por este diario explican que esta actitud “demuestra que es posible revertir el proceso de privatización”. El sindicato subrayaba que “la privatización no cabe en el sistema público sanitario”.

Las personas preguntadas de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública opinan que además del acuerdo entre PP y Ciudadanos, tiene que haber un compromiso para recuperar al personal sanitario que se ha despedido y también absorber los centros sanitarios que se privatizaron en el sistema público. Esta Federación en diferentes ocasiones ha denunciado que se ha reducido desde hace tres años la inversión en los hospitales públicos y aumentado en los privados.

Critican la postura de Ciudadanos con la tarjeta sanitaria y los inmigrantes

Con más prudencia y sospecha se ve el acuerdo en la Mesa de Defensa de la Sanidad Pública de Madrid. “Este primer paso es insuficiente -explican las fuentes preguntadas- ya que tiene un tinte electoralista porque Ciudadanos está a favor de retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular”.

Desde este colectivo se pide ya no sólo que se pare las privatizaciones sino además que se recuperen el cien por cien de los servicios sanitarios al sistema público. Por ese motivo promueven la celebración de la edición número 33 de la llamada 'Marea Blanca' que tendrá lugar el próximo domingo en Madrid y que terminará su protesta en la sede del Ministerio de Sanidad.

Estas impresiones suceden ante el acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos para que Cristina Cifuentes sea la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid. Pese a ser la fuerza más votada, el PP no logró los apoyos necesarios en las elecciones. El pasado 24 de mayo consiguió 48 diputados quedándose a 17 puntos para alcanzar la mayoría necesaria para formar gobierno en la región.

Los apoyos que necesitan los conservadores son exactamente la representación que tuvo el partido de Albert Rivera que le permitiría al Partido Popular alcanzar la mayoría con 65 escaños. Tal y como afirman en su partido, Ciudadanos no entrará a formar parte del gobierno regional y será un acuerdo de investidura aunque su apoyo será necesario durante toda la legislatura. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·