Martes 23/01/2018. Actualizado 11:21h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

Los profesores desconocen cómo serán reubicados

Incertidumbre en Pamplona tras la euskaldunización de dos guarderías

El ayuntamiento admite que tendrá que cambiar sus planes si reciben una sentencia en contra del Tribunal Administrativo de Navarra, que resolverá el recurso de un sindicato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión tomada por el grupo municipal Bildu de modificar la oferta lingüística en dos escuelas infantiles de Pamplona llegará hasta los tribunales. Los padres de los alumnos así como educadores han presentado un recurso contencioso administrativo contra la reforma.

Guardería Donibane de Pamplona. Guardería Donibane de Pamplona.

Familias y profesores de las Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona han decidido llevar la educación de los niños hasta los tribunales. Hace unos meses se aprobó en el ayuntamiento que los centros de Fuerte Príncipe y Donibane dejasen de ofrecer la educación en castellano para hacerlo en euskera.

Esta iniciativa no sentó nada bien entre los padres de los alumnos matriculados, ya que para los que no quisiesen ese nuevo modelo lingüístico, la única opción que se les ofrecía era de lacambiar de centro a sus hijos.

Después de muchas reuniones con dirigentes políticos para que no se llevase el cambio del castellano al euskera, no han visto otra salida que la de presentar un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Administrativo de Navarra contra la reestructuración de la escuela propuesta por el ayuntamiento de Bildu.

Se han agotado las vías del diálogo

Los afectados explican que han decidido emprender acciones legales ya que han agotado las vías del diálogo así como las explicaciones en los medios de comunicación y las concentraciones pacíficas.

Ante este hecho, El Confidencial Autonómico se ha puesto en contacto con el consistorio de Pamplona para conocer su opinión sobre la anterior iniciativa legal. Desde el ayuntamiento afirman que les ha llegado antes a través de la prensa que a sus manos.

No obstante afirman que hasta el momento en el que el tribunal resuelva este conflicto,continuarán con los trámites previstos para publicar las listas de admisión en las escuelas infantiles.

En caso de que la sentencia no les sea favorable es cuando se plantearán adecuar el contenido de la reforma para no ir en contra de la legalidad, añaden desde el ayuntamiento.

La decisión tomada por este grupo de familias no es la primera respuesta que se ha dado tras el cambio del equipo de Joseba Asirón. Como ya contó ECA, la Asociación de Funcionarios de la Administración Pública Navarra (AFAPNA) la llevó anteriormente al Tribunal Administrativo de Navarra después de numerosas solicitudes.

¿Qué pasará con los trabajadores?

Desde este sindicato critican que los trabajadores de las escuelas infantiles afectadas no saben cómo serán reubicados en los casos en que no hablen euskera. El ayuntamiento dijo que irían a otras guarderías castellanoparlantes.

Según fuentes de AFAPNA consultadas por El Confidencial Autonómico, en una reunión con la concejal de Cultura, Maider Beloki no les dio garantías más allá de que en los próximos mesesestas personas tienen garantizado su puesto de trabajo.

Sin embargo, esta indefinición ha desatado la inquietud entre las plantillas de las guarderías afectadas, que todavía no conocen ningún plan concreto del gobierno municipal de Bildu para recolocarlos. “Muchos se pueden quedar en la calle”, advierten desde el sindicato, ya que si se reducen las plazas en castellano, se necesitarían menos trabajadores con ese perfil lingüístico y más en vascoparlantes.

Además, afirman que el recurso judicial que han presentado puede cambiar por completo la situación, si bien no saben cuándo se puede conocer una sentencia o resolución. De ahí la“incertidumbre” que existe en todos los colectivos afectados: “No sabemos cómo ni cuándo se puede resolver esto”.

Eso sí, personas conocedoras de esta polémica que rodea a tres guarderías de Pamplona aseguran que en el caso de los padres afectados, los ven con mucha determinación en su “lucha” contra la euskaldunización obligatoria de las escuelas a las que llevaban a sus hijos. Incluso ven posible que en un momento dado, o cuando empiece el curso que viene, “se planten” con sus hijos para protestar y exigir que puedan llevarlos a las guarderías de siempre y en castellano.

Desde AFAPNA también revelan que recientemente mantuvieron una reunión con el alcalde,Joseba Asirón (Bildu), en la que aprovecharon para presentarle las firmas recogidas contra su decisión. Los profesores le hicieron una oferta: que el ayuntamiento ofreciera en todas las guarderías municipales la opción de elegir entre castellano, bilingüe castellano-inglés, y euskera, y que se pusieran clases en proporción a la demanda de cada lengua. El alcalde se negó a ello, aseguran desde la Asociación de Funcionarios de la Administración Pública Navarra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·