Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

La Policía Foral de Navarra se moviliza

Agentes de intervenciones especiales en los tejados de Pamplona para evitar otro boicot al chupinazo

Navarra

Bildu denuncia la persecución de UPN a las ikurriñas vascas después del incidente de 2013, cuando radicales abertzales desplegaron una bandera gigante

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno Foral de Navarra quieren que en lanzamiento del “chupín”, que dará comienzo a las fiestas de San Fermín el 6 de julio, transcurra con normalidad y no se repitan los incidentes del año pasado. Para evitar que se utilicen los edificios de la Plaza Consistorial para llevar a cabo alguna acción reivindicativa, la Policía Foral “blindará” la zona.

La ikurriña gigante desplegada en la Plaza Consistorial de Pamplona durante el chupinazo de 2013. La ikurriña gigante desplegada en la Plaza Consistorial de Pamplona durante el chupinazo de 2013.

El chupinazo de los Sanfermines de 2013 pasará a la Historia como uno de los más accidentados y porque el lanzamiento del cohete que da comienzo a las fiestas tuvo que ser retrasado cuando varios radicales abertzales descolgaron una enorme bandera vasca entre los dos edificios que flanquean el ayuntamiento de Pamplona.

La gran tela que colgaba de un cable tendido entre los dos tejados tapó la fachada del consistorio, por lo que a las 12 del mediodía se tuvo que frenar el chupinazo desde el balcón del edificio municipal. Después de unos minutos de desconcierto, la Policía Municipal de Pamplona consiguió retirar la ikurriña y finalmente tuvo lugar el tradicional chupinazo que marca el inicio de las fiestas.

Este incidente causó un gran enfado del alcalde, Enrique Maya, y en el equipo de gobierno de Unión del Pueblo Navarro. Por eso, este año las autoridades se han aplicado para intentar evitar que los radicales vuelvan a boicotear el acto de inicio de los Sanfermines.

Los ‘GEO’ de la Policía Foral de Navarra

El Confidencial Autonómico ha podido saber que el Gobierno de Navarra ha movilizado a la Policía Foral para “blindar” la Plaza Consistorial este 6 de julio y evitar cualquier tipo de incidente.

El despliegue especial para el chupinazo incluye, según las fuentes consultadas, a la élite de la policía navarra: el Grupo de Intervenciones Especiales. Se trata de una unidad de asalto, análoga al Grupo Especial de Operaciones (los famosos GEO) del Cuerpo Nacional de Policía.

Agentes forales de este Grupo de Intervenciones Especiales estarán desplegados en los tejados de los edificios cercanos al ayuntamiento de Pamplona. Fue precisamente desde los tejados de dos edificios de la Plaza Consistorial desde donde, como se ha dicho, se descolgó el año pasado la ikurriña gigante.

Según ha podido saber ECA, la unidad de élite de la Policía Foral no sólo tomará posiciones en los tejados de los edificios del centro de la capital navarra el día 6 de julio, durante el chupinazo. También se van a dedicar a inspeccionar y vigilar el entorno del ayuntamiento pamplonés en estos días previos, para tratar de adelantarse a cualquier acción de boicot que pudiera estar prevista para el inicio de los Sanfermines.

Críticas de Bildu: UPN persigue la ikurriña

Todo este despliegue especial ha provocado la reacción de la izquierda abertzale. Los concejales de EH Bildu critican que el gobierno municipal de Unión del Pueblo Navarro “persiga la ikurriña”, después de que el año pasado -y este 2014 también se hará así- a nivel de calle los agentes locales impidieran acceder a la Plaza Consistorial con banderas del País Vasco, para tratar de impedir incidentes violentos entre grupos de participantes en el chupinazo.

“Es una obsesión de UPN. Resulta un insulto para miles de iruindarras que banderas de cualquier parte del mundo puedan compartir la alegría del chupinazo mientras uno de nuestros símbolos, la ikurriña, es perseguida por la Policía Municipal”, lamentan los ediles abertzales en un bando.

Elchupinazo de los Sanfermines de 2013 pasará a la Historia como unode los más accidentados y porque el lanzamiento del cohete que dacomienzo a las fiestas tuvo que ser retrasado cuando varios radicalesabertzales descolgaron una enorme bandera vasca entre los dosedificios que flanquean el ayuntamiento de Pamplona.

Lagran tela que colgaba de un cable tendido entre los dos tejados tapóla fachada del consistorio, por lo que a las 12 del mediodía se tuvoque frenar el chupinazo desde el balcón del edificio municipal.Después de unos minutos de desconcierto, la Policía Municipal dePamplona consiguió retirar la ikurriña y finalmente tuvo lugar eltradicional chupinazo que marca el inicio de las fiestas.

Esteincidente causó un gran enfado en el alcalde, Enrique Maya, y en elequipo de gobierno de Unión del Pueblo Navarro. Por eso, este añolas autoridades se han aplicado para intentar evitar que losradicales vuelvan a boicotear el acto de inicio de los Sanfermines.

LosGEOde la Policía Foral de Navarra

ElConfidencial Autonómico hapodido saber que el Gobierno de Navarra ha movilizado a la PolicíaForal para “blindar” la Plaza Consistorial este 6 de julio yevitar cualquier tipo de incidente.

Eldespliegue especial para el chupinazo incluye, según las fuentesconsultadas, a la élite de la policía navarra: el Grupo deIntervenciones Especiales. Se trata de una unidad de asalto, análogaal Grupo Especial de Operaciones (los famosos GEO) del CuerpoNacional de Policía.

Agentesforales de este Grupo de Intervenciones Especiales estarándesplegados en los tejados de los edificios cercanos al ayuntamientode Pamplona. Fue precisamente desde los tejados de dos edificios dela Plaza Consistorial desde donde, como se ha dicho, se descolgó elaño pasado la ikurriña gigante.

Segúnha podido saber ECA,la unidad de élite de la Policía Foral no sólo tomará posicionesen los tejados de los edificios del centro de la capital navarra eldía 6 de julio, durante el chupinazo. También se van a dedicar ainspeccionar y vigilar el entorno del ayuntamiento pamplonés enestos días previos, para tratar de adelantarse a cualquier acciónde boicot que pudiera estar prevista para el inicio de losSanfermines.

 

El chupinazo de los Sanfermines de 2013 pasará a la Historia como uno de los más accidentados y porque el lanzamiento del cohete que da comienzo a las fiestas tuvo que ser retrasado cuando varios radicales abertzales descolgaron una enorme bandera vasca entre los dos edificios que flanquean el ayuntamiento de Pamplona.

La gran tela que colgaba de un cable tendido entre los dos tejados tapó la fachada del consistorio, por lo que a las 12 del mediodía se tuvo que frenar el chupinazo desde el balcón del edificio municipal. Después de unos minutos de desconcierto, la Policía Municipal de Pamplona consiguió retirar la ikurriña y finalmente tuvo lugar el tradicional chupinazo que marca el inicio de las fiestas.

Este incidente causó un gran enfado en el alcalde, Enrique Maya, y en el equipo de gobierno de Unión del Pueblo Navarro. Por eso, este año las autoridades se han aplicado para intentar evitar que los radicales vuelvan a boicotear el acto de inicio de los Sanfermines.

Los GEOde la Policía Foral de Navarra

El Confidencial Autonómico ha podido saber que el Gobierno de Navarra ha movilizado a la Policía Foral para “blindar” la Plaza Consistorial este 6 de julio y evitar cualquier tipo de incidente.

El despliegue especial para el chupinazo incluye, según las fuentes consultadas, a la élite de la policía navarra: el Grupo de Intervenciones Especiales. Se trata de una unidad de asalto, análoga al Grupo Especial de Operaciones (los famosos GEO) del Cuerpo Nacional de Policía.

Agentes forales de este Grupo de Intervenciones Especiales estarán desplegados en los tejados de los edificios cercanos al ayuntamiento de Pamplona. Fue precisamente desde los tejados de dos edificios de la Plaza Consistorial desde donde, como se ha dicho, se descolgó el año pasado la ikurriña gigante.

Según ha podido saber ECA, la unidad de élite de la Policía Foral no sólo tomará posiciones en los tejados de los edificios del centro de la capital navarra el día 6 de julio, durante el chupinazo. También se van a dedicar a inspeccionar y vigilar el entorno del ayuntamiento pamplonés en estos días previos, para tratar de adelantarse a cualquier acción de boicot que pudiera estar prevista para el inicio de los Sanfermines.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·