Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Navarra

Así vive Yolanda Barcina la crisis interna en el Gobierno de Navarra: su ‘número 2’ quiere moverle la silla y los abertzales presionan para un adelanto electoral

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La formación regionalista Unión del Pueblo Navarro celebrará su congreso el próximo 17 de marzo en medio de una crisis institucional y de partido. La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, se encuentra con la exigencia permanente de una convocatoria de elecciones anticipadas por parte de los nacionalistas y con una corriente de oposición dentro de su partido, liderada por su actual vicepresidente, Alberto Catalán.

Los únicos que quieren que haya elecciones anticipadas en Navarra son los nacionalistas”. Con esas palabras se ha referido la presidenta foral, Yolanda Barcina, a la situación “de estable inestabilidad” en la que se encuentra su gobierno, tal y como ha explicado durante un desayuno informativo en Madrid.

Tal y como ya adelantó El Confidencial Autonómico, la ruptura del pacto de Gobierno entre UPN y PSOE en junio de 2012 ha derivado en un escenario difícil para Barcina, que gestiona la comunidad desde una minoría parlamentaria, con unos presupuestos prorrogados.

“La oposición que tenemos enfrente está muy fragmentada, con seis grupos diferentes”, afirma la presidenta. Esto explica que en estos dos años de legislatura no haya podido salir adelante “ninguna moción de censura”.

“Creo que unas elecciones anticipadas no aportarían nada más que una parálisis institucional y administrativa”, asegura Barcina. “Sólo lo aprovecharían los amigos de los etarras”, ha dicho en referencia a EH Bildu. “Ha sido muy doloroso para nosotros ver el regreso de los separatistas radicales a las instituciones”, añadía. “A pesar de ellos, quiero reivindicar tanto el autogobierno navarro como su total lealtad a España”.

Barcina ha querido denunciar la “violencia psicológica” que está viviendo Navarra en los últimos meses y se ha referido a los ‘grafitis’ y amenazas sufridos por políticos en Olazagutía, también adelantados por El Confidencial Autonómico. Ha recordado que los cinco ediles de Bildu en el consistorio abortaron la moción de condena a estos hechos alegando un “defecto de forma” que la oposición consideró “inexistente”.

La presidenta Barcina también ha mandado un mensaje para Artur Mas, presidente de la Generalitat catalana: “El convenio económico y fiscal es importante, pero no garantiza un mayor bienestar social”. Además, ha añadido que “en su momento Cataluña no quiso ese concierto” y que “en Navarra no tenemos televisión autonómica, que cuesta bastantes millones, ni embajadas en el exterior: trabajamos con las españolas”.

Lucha intestina

El próximo congreso de Unión del Pueblo Navarro, previsto para el 17 de marzo, será un punto de inflexión para este grupo y para la propia Yolanda Barcina. Su vicepresidente, Alberto Catalán, se ha postulado como líder en una lista alternativa para el cargo de presidente.

No es muy habitual que a quien está en el Gobierno se le dispute la presidencia”, comentaba Barcina a los periodistas. Indicó que “puede que lleguemos a un acuerdo con Catalán antes del congreso” e insistió en que “siempre se buscó el consenso, desde el primer momento”.

Fuentes de UPN indican que fue Catalán quien dio el paso para presentarse a la presidencia del partido, y la propia Barcina declaró la semana pasada que “es lo que el señor Catalán venía queriendo desde siempre”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·