Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

En un documento que están debatiendo sus bases

Acercar Navarra y Euskadi: objetivo de la izquierda abertzale tras las elecciones vascas

Quiere aprovechar que los nacionalistas también gobiernan en la Comunidad Foral para fortalecer las relaciones entre ambos territorios antes del salto más importante que fija en 2019-2020

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los militantes de la izquierda abertzale están debatiendo en las últimas semanas un documento en el que las organizaciones herederas del entorno proetarra analizan las posibilidades que tiene el proceso independentista en lo que llaman Euskal Herria y en el que fijan el rumbo a seguir en los próximos años.

Manifestación independentista con la ikurriña vasca y la bandera de Navarra. Manifestación independentista con la ikurriña vasca y la bandera de Navarra.

El documento “Abian”, de 51 páginas y elaborado a partir de casi 800 aportaciones de miembros de la izquierda abertzale, incluye varias autocríticas en este movimiento político independentista. Por ejemplo, se deslizan varios ataques a cómo funcionan y cómo se han formado coaliciones como Bildu y EH Bildu, en las que no sólo están integrado Sortu sino también Aralar y Eusko Alkartasuna.

También admiten que no están sabiendo ampliar su base social atrayendo a otros sectores. Y es que hay que recordar que las elecciones municipales y forales de mayo de 2015 y las generales del 20 de diciembre han supuesto y retroceso en votos de los abertzales y la pérdida de bases de poder tan importantes como la Diputación de Guipúzcoa y el ayuntamiento de San Sebastián.

“No hemos sabido gestionar lo que nosotras y nosotros mismo hemos creado. Entre otras cuestiones, así se puede entender el éxito de Podemos en las últimas elecciones, que en Euskal Herria ha sido mucho mayor que en el Estado; es un campo sembrado por las aspiraciones de cambio”, lamentan los independentistas radicales, que el 20-D se vieron superados en el País Vasco por el partido de Pablo Iglesias (y que en votos incluso ganó al PNV).

Cautela del nuevo gobierno navarro

Sin embargo, tal y como ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, los dirigentes de la izquierda abertzale se felicitan por un logro reciente: “Haber conseguido derribar el régimen en Nafarroa”, gracias a la coincidencia en el tiempo del cambio de la izquierda abertzale por la renuncia al terrorismo de ETA con el “proceso de declive del régimen”.

En el documento que están discutiendo en asambleas locales los militantes independentistas de Sortu, del sindicato LAB y de la organización juvenil Ernai (heredera de las ilegalizadas Jarrai, Haika y Segi), los abertzales celebran que después de 20 años, Unión del Pueblo Navarro fuera desalojado del gobierno foral el pasado verano gracias al pacto entre Geroa Bai, Podemos, Bildu y Ezkerra: “El régimen se ha venido abajo carcomido por la corrupción y bajo el empuje de la protesta popular”.

La izquierda abertzale admite que el cambio de gobierno en Navarra llegó “a duras penas y de manera muy ajustada”, ya que los nacionalistas y la izquierda no tienen una clara mayoría. Por eso justifica ante su militancia que las nuevas autoridades forales hayan tenido “cierta prevención a la hora de meterse en aguas profundas”.

Un objetivo a largo plazo: 2019-2020

Aunque creen que van a sufrir ataques “enormes”, los abertzales pretenden utilizar los casi cuatros años que quedan de legislatura en Navarra en “enraizar” el cambio conseguido en mayo. Pero además ponen la vista en las próximas elecciones al Parlamento Vasco para conseguir dar pasos en su sueño de unir País Vasco y Navarra.

Los comicios autonómicos vascos se celebrarán, como tarde, en otoño y esa nueva legislatura “puede suponer una oportunidad para el acercamiento entre ambos territorios”, resaltan los dirigentes de Sortu, LAB y Ernai ante su base social.

Hay que señalar que ya el gobierno navarro de la nacionalista Uxúe Barkos se ha mostrado mucho más cercana al País Vasco y al PNV (ya que pertenece a este partido) que los anteriores ejecutivos de UPN, que rechazaron las intrusiones del nacionalismo vasco en Navarra.

La izquierda abertzale esperan conseguir un gobierno vasco más inclinado hacia el acercamiento a Navarra, lo que coincidiría con ese ejecutivo vasquista de Geroa Bai. Ese cambio espera que se produzca a partir de los comicios autonómicos de este año 2016, y en esas legislatura dar pasos “con el horizonte de dar saltos importantes en las elecciones forales y autonómicas de 2019-2020”, es decir, conseguir en siguientes elecciones tanto en Navarra como en el País Vasco hacerse aún más fuertes en torno a la idea de unir ambos territorios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·