Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Los profesores amenazados por ETA que abandonaron la Universidad del País Vasco no quieren regresar. Desoyen la petición del Rectorado y consideran que sería “una humillación”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rector de la Universidad del País Vasco, Iñaki Goirizelaia, ha intentado en los últimos meses que varios docentes e investigadores se reúnan con su equipo para convencerles de que vuelvan a sus puestos. Según fuentes de la UPV, la amenaza de los terroristas prácticamente ha desaparecido del campus, pero los seis profesores que recibieron la propuesta se niegan a volver a sus puestos: afirman que sería "una humillación" y que aún existen presiones.

Tal y como explicó El Confidencial Autonómico, hace meses se envió una carta a un grupo de profesores que habían dejado la Universidad del País Vasco por ser amenazados. “Es hora de que vuelvan”, comentaron fuentes de la UPV. La misiva pretendía coordinar una serie de reuniones con antiguos titulares para cerrar su reincorporación al campus lo antes posible, una posibilidad que han descartado los profesores contactados.

El contenido de la petición por escrito, firmada por el rector Iñaki Goirizelaia, llegó a seis profesores e investigadores que abandonaron sus puestos por las presiones de ETA. Según ha podido saber este confidencial, entre ellos están Gotzone Mora, profesora de Sociología y Francisco Llera, catedrático de Ciencias Políticas; también recibieron la propuesta un profesor de Historia, un antiguo rector de la UPV y dos ex decanos de Periodismo.

Cabe recordar que el actual rector es hermano de Jone Goirizelaia, conocida dirigente abertzale, una circunstancia que ha motivado en parte el rechazo de los profesores ‘exiliados’. Lleva en el cargo desde el año 2008. “No quiero reunirme a solas con él”, ha llegado a comentar uno de los docentes a su entorno, según ha podido saber ECA.

¿Sigue vigente la amenaza de ETA en la UPV?

Según explican voces cercanas al Rectorado, se decidió contactar con los antiguos profesores tras comprobar una “normalización” del ambiente en las aulas, reforzado por el cese de actividad de ETA. Una vez constatado, se comunicó a los titulares de las plazas que querían “normalizar su situación en la UPV”.

Se tuvo en cuenta que todo ellos podían tener “otros compromisos”. Algunos ejercen en otras Universidades, otros optaron por el retiro e incluso ha habido quien se ha dedicado a la política profesionalmente, como la ya mencionada Gotzone Mora.

Han pasado 21 meses desde el anuncio del cese de actividad de ETA, en octubre de 2011, pero a día de hoy no existe un número oficial que acredite cuántos profesores e investigadores han abandonado el País Vasco en las últimas décadas como resultado de las presiones y amenazas de los terroristas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·