Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Los promotores de la manifestación “Por los derechos de Euskal Herria” en San Sebastián esconden un manifiesto a favor de los presos etarras. La Audiencia Nacional intenta impedir su celebración

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional cree que la manifestación prevista para este sábado tiene el "objetivo real" de enaltecer a ETA, aunque se trate de una "convocatoria blanca" de un grupo de ciudadanos de San Sebastián. Por este motivo, ha solicitado la prohibición de la marcha promovida por el Centro de Donostia en Defensa de los Derechos de Euskal Herria", al considerar que, aunque responde a una "convocatoria blanca" de un grupo de ciudadanos de la capital donostiarra, tiene en realidad el objetivo de enaltecer a ETA. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el magistrado Jesús Alonso ha realizado un escrito en el que solicita al juez Fernando Andreu que prohíba esta manifestación "encubierta" para evitar la comisión de "hechos ilícitos de apología y enaltecimiento de bandas armadas y terroristas y de sus miembros". El acto, que ha sido denunciado por la asociación Dignidad y Justicia, responde a la tradicional convocatoria de la izquierda abertzale con motivo de la celebración de la 'Aste Nagusia' de San Sebastián. El fiscal destaca en su escrito que entre los convocantes se encuentran cuatro personas que han sido candidatos en diversos procesos electorales de Batasuna, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Acción Nacionalista Vasca y EHAK, todos ilegalizados. "Bajo unos lemas no polémicos, lo que se pretende en realidad es la convocatoria de un número de personas con las que posteriormente homenajear a grupos terroristas y organizaciones ilegalizadas por la justicia por su relación con la violencia y su entorno", argumenta el fiscal Alonso. El representante del Ministerio Público también recuerda que hasta 2006 la convocatoria de esta manifestación corrió a cargo de Batasuna y que a partir de entonces se ha venido impulsando por "ciudadanos particulares en nombre de la izquierda abertzale", lo que no impedía que "dirigentes de los partidos ilegalizados" tuvieran "un papel protagonista"

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·