Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Ha pasado cuatro años en prisión en Francia

‘Ongi etorri’ en Guipúzcoa a un experto en explosivos de ETA

Andoni Goikoetxea fue recibido en Gaztelu con flores y un aurresku de honor, y pronunció unas palabras ante varias decenas de vecinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La izquierda abertzale recibe con honores a los terroristas de ETA que van saliendo de prisión. Uno de los últimos casos se produjo en Gaztelu, un pueblo de la provincia de Guipúzcoa, al que llegó un etarra tras pasar cuatro años en la cárcel en Francia.

Aurresku a Andoni Goikoetxea en Gaztelu (Guipúzcoa). Aurresku a Andoni Goikoetxea en Gaztelu (Guipúzcoa).

Andoni Goikoetxea Gabirondo abandonó hace unos días la cárcel de Fleury, situada al sur de París. Salió en libertad cuatro años después de que las fuerzas de seguridad francesas, en colaboración con la Guardia Civil, le detuviera en 2013 bajo la acusación de ser uno de los expertos en fabricar explosivos para ETA, e integrar por tanto el aparato logístico de la banda.

Una vez puesto en libertad, Francia le expulsó y le envió en avión al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, desde donde se trasladó a su lugar de residencia: Gaztelu, un pequeño pueblo de 160 habitantes a 33 kilómetros de San Sebastiçan.

El Confidencial Autonómico ha tenido acceso a un vídeo que muestra cómo fue el recibimiento de un grupo de vecinos a Goikoetxea.


Se trató de un tradicional ‘ongi etorri’ (bienvenida, en vasco) que organiza la izquierda abertzale para recibir con honores a los miembros de ETA que vuelven a su pueblo o a su barrio tras pasar por la cárcel.

A Andoni Goikoetxea le esperaban varias decenas de vecinos de Gaztelu, que le fueron saludando y abrazando. Tamabién le entregaron un ramo de flores.

Además, una mujer (dantzari) bailó un aurresku al ritmo del txistu y el tamboril. El aurresku es una danza que se baila a modo de reverencia u homenaje, por ejemplo en bodas ante los novios, o para recibir a una autoridad.

Tras ese aurresku, el miembro de ETA liberado de la cárcel en Francia dirigió unas palabras a los congregados, entre los que había varios niños.

Goikoetxea huyó de Gaztelu a Francia y pasó a la clandestinidad en 2011, cuando la Guardia Civil desarticuló un comando de ETA que almacenaba 1.600 kilos de explosivos para repartir a otras células terroristas.

Antes de que se descubriera su pertenencia a ETA, Andoni Goikoetxea había sido condenado al menos dos veces por intentos de agresiones a miembros del PNV. Una de esas condenas le fue impuesta por tratar de agredir a su propia madre, que era concejal de una plataforma del Partido Nacionalista Vasco.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·