Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil de la Rioja llora la muerte de dos compañeros en Afganistán. Serán recordados por su lucha contra ETA en Guipúzcoa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los guardias civiles que trabajan para acabar con ETA están de luto. Un infiltrado talibán asesinó ayer en Afganistán a dos agentes del GAR, el grupo de élite de la Benemérita. Durante las últimas horas, los compañeros de los fallecidos se intercambiaron multitud de mensajes comunicándose la noticia. Han sido horas difíciles para el GAR (Grupo de Acción Rápida). El capitán José María Galera y el alférez Abraham Leoncio Bravo fueron abatidos ayer a tiros por un topo de la insurgencia justo antes de comenzar su clase matinal de adiestramiento de la policía afgana. Ambos agentes eran muy queridos y apreciados entre la élite de la Guardia Civil. De hecho, la inmensa mayoría de agentes del GAR los conocían. Ambos habían partido hacia el país asiático en marzo como miembros de la POMLT (Equipos Operativos Policiales de Adiestramiento y Enlace), con base en Qala e Naw, y estaban encuadrados en la misión de adiestramiento de la OTAN de los futuros policías afganos. Fuentes de la Benemérita consultadas por El Confidencial Digital explican que ambos agentes formaron parte de la primera línea del cuerpo en la lucha contra ETA. Galera y Bravo participaron en numerosas operaciones antiterroristas desarrolladas en los últimos años tanto en las tres provincias del País Vasco y en Navarra. Las mismas fuentes destacan que ambos estuvieron destacados en Guipúzcoa, donde colaboraron activamente en la batalla diaria contra los asesinos. Entonces, no habían ni cumplido la treintena. Uno de ellos, el capitán Galera, había sido distinguido en dos ocasiones con la cruz al mérito del instituto armado. En los últimos años, ambos agentes habían pasado a desarrollar trabajos diferentes: se encargaban de entrenar y formar a los agentes que luchaban contra ETA en el Centro de Adiestramientos Especiales ubicado en Logroño. Esta labor les permitió conocer a la amplia mayoría de los agentes que combaten el terrorismo en el País Vasco y Navarra. A lo largo de la mañana y de la tarde de ayer, los agentes destinados en grupo de élite de la Guardia Civil intercambiaron numerosas llamadas, mensajes de móvil y correos electrónicos comunicándose, entre los compañeros, la fatídica noticia. Muchos de ellos se encuentran de vacaciones y la noticia les sorprendió en sus lugares de origen o de veraneo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·