Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Corresponden al año 2010

El Tribunal de Cuentas investiga irregularidades en el Gobierno de Patxi López

País Vasco

Ha detectado anomalías por valor de 3 millones de euros en la Consejería de Empleo que incluyen subvenciones encubiertas a UGT y CCOO

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Posible descubierto en los fondos públicos como consecuencia de irregularidades en la contratación y en la concesión de subvenciones”. Este es el motivo por el que el Tribunal de Cuentas ha abierto un expediente de enjuiciamiento al Instituto Vasco de la Seguridad Laboral, organismo público dependiente de la Consejería de Empleo, algo que sólo hace cuando constata que hay una “posible responsabilidad contable”.

Patxi López, secretario general del PSE. Patxi López, secretario general del PSE.

En efecto, el pasado 1 de julio el Tribunal de Cuentas decidió abrir un proceso de enjuiciamiento contra el Instituto Vasco de la Seguridad Laboral, dependiente del Gobierno autonómico, por la concesión de varios contratos y subvenciones a diferentes empresas en 2010, cuando el socialista Patxi López era el responsable del Gobierno Vasco.

De hecho, la directora del Instituto, dependiente de la Consejería de Empleo, era Pilar Collantes, quién fue rescatada por el propio López para que dejara la secretaria de Acción Sindical de UGT Euskadi y se incorporara al gobierno cuando tras las elecciones autonómicas en 2009.

Informes del Abogado del Estado y del fiscal

Según explican a El Confidencial Digital fuentes del Tribunal de Cuentas, el organismo ha decidido abrir este proceso después de los informes preceptivos del fiscal y del Abogado del Estado. “Sin el informe de ellos dos no se toma la decisión de abrir ningún proceso. Ellos advierten que hay una posible responsabilidad fiscal y nosotros actuamos. No siempre que detectamos irregularidades se acaba abriendo un proceso de enjuiciamiento”, aseguran estas fuentes.

Acabada la investigación, el Tribunal de Cuentas decidirá si obliga al Gobierno Vasco a recuperar los tres millones de euros a los que ascienden los contratos y subvenciones investigados.

“Es lo máximo que podemos hacer: obligar a devolver el dinero público defraudado. Si durante el proceso vemos que hay indicios de algún tipo de delito, lo pondremos en conocimiento de la justicia que abre una investigación penal”, aseguran.

Tres millones de euros

Las irregularidades detectadas, y ahora investigadas por posible responsabilidad contable, suman unos tres millones de euros. Una de ellas es la adjudicación, por parte de este organismo dependiente de la Consejería de Empleo, de una serie de obras de reforma en salas de formación por valor de 234.000 euros “por el procedimiento negociado sin publicidad”.

Sin embargo, el coste final se incrementó en más de 113.000 euros al “adjudicar sin concurrencia al mismo contratista trabajos complementarios. Además, en este contrato el Tribunal de Cuentas denuncia el “fraccionamiento” del contrato para evitar que la obra se adjudique sin la “preceptiva publicidad”.

La técnica del fraccionamiento de los contratos para evitar dar publicidad a los mismos y evitar la competencia se ha utilizado en más ocasiones. Por ejemplo, 340.000 euros para “material de merchandising” (se redactaron 33 facturas), y 180.000 euros en vuelos y hoteles (en total, 28 facturas).

Subvenciones a organizaciones de trabajadores

Además, el Tribunal de Cuentas investiga el destino de 1,4 millones de euros en subvenciones concedidos por este organismo a seis organizaciones de trabajadores, empresarios y cooperativas. Según el tribunal, “no se les exigió la justificación del destino de las ayudas, incumpliendo la normativa de las subvenciones”.

Parte de esas ayudas se concedieron de manera directa a la patronal Confebask: algo más de 150.000 euros para desarrollar una campaña de prevención de riesgos laborales que, sin embargo, “la entidad beneficiaria no realizó, sino que contrató a otras dos empresas”.

Se investiga también otra partida de casi un millón de euros correspondiente a subvenciones otorgadas a CCOO y UGT de manera directa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·