Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Chacón ordena a los militares de la Base Naval de Rota una nueva misión: proteger las aves y reptiles en peligro de extinción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministerio de Defensa y la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han firmado tres convenios para convertir Cádiz en "un fortín para las especies en peligro de extinción". Los militares de la Base Naval de Rota y el acuartelamiento de Camposoto (en San Fernando) se estrenan en este tipo de misión. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, ambas instalaciones castrenses se unen a las que habitualmente se han responsabilizado de la conservación de la fauna y la flora andaluza en el Cortijo de Vicos (Jerez), y en la Sierra del Retín (Barbate). Los soldados se encargarán de la repoblación forestal, la prevención y extinción de incendios, la lucha contra la contaminación marina o atmosférica, y del combate contra los riesgos medioambientales. Estas medidas posibilitarán la supervivencia de dos aves protegidas en el Parque Natural de Doñana y Sierra Morena: el águila imperial y el ibis eremita. Esta " lucha por tierra, mar y aire" -tal y como calificó Carme Chacón esta misión- también beneficiará al camaleón común. En concreto, los militares de la Base Naval de Rota y el acuartelamiento de Camposoto tendrán que "mejorar la habitabilidad del entorno para garantizar la supervivencia del reptil, así como evitar su aislamiento". Desconcierto y enfado entre los militares La medida ha sido recibida con cierta incertidumbre por parte de los soldados de la Armada, consultados por este confidencial: "No sabemos qué tenemos que hacer, nadie nos ha explicado nada sobre estos convenios. Simplemente nos han comunicado que se aprobaron hace dos semanas". Otros soldados ven en esta misión una maniobra de Chacón para 'tapar' las maniobras militares en el entorno de Doñana denunciadas el pasado verano por visitantes y ecologistas. "Nuestros helicópteros sobrevuelan estos espacios naturales y no hemos causado ningún daño. No obstante, parece que hay gente a la que esto le molesta, y la ministra les ha escuchado".