Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

El ‘mitin’ de Rubalcaba en Málaga acabó a gritos. El candidato a la dirección del PSOE tuvo que mediar entre los miembros de la ejecutiva regional y un nutrido grupo de críticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba no tuvo el estreno esperado en su primer acto público en 2012 para impulsar su candidatura a la secretaría general del PSOE. Su 'mitin' en un hotel de Málaga acabó a gritos entre los presentes, y el ex vicepresidente del Gobierno tuvo que escuchar reproches sobre la situación de decadencia por la que atraviesa el partido.

El pasado sábado, 14 de enero, Rubalcaba reinició, tras el parón navideño, ‘su tour’ por las ciudades españolas para exponer sus ideas de cara al 38 Congreso del PSOE. El escenario elegido fue el hotel Monte Málaga de la capital de la Costa del Sol, donde el equipo del candidato organizó un encuentro con dirigentes y simpatizantes.

El acto se desarrolló con total normalidad, y los medios pudieron captar el saludo del ex vicepresidente del Gobierno con varios de los allí presentes, como el secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia. Sin embargo, una vez que los periodistas y las cámaras se habían marchado, el clima de cordialidad se acabó.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, un nutrido grupo de ex dirigentes y militantes críticos con la actual ejecutiva provincial del PSOE aprovecharon el final del acto de Rubalcaba para exigir al candidato “una limpieza del partido en Málaga y Andalucía, donde los responsables de la debacle electoral siguen en la cúpula sin asumir responsabilidades”.

Uno de los cabecillas de ese grupo era Juan Fraile, ex presidente de la Diputación malagueña, que acusó a los actuales representantes del partido de “corrupción”, “falta de ética”, y de “ser los causantes de la pérdida de votos”.

Los miembros de la ejecutiva regional respondieron a los que les estaban increpando, por lo que “se formó una gran bronca que dejó boquiabiertos al resto de los presentes”.

Rubalcaba se vio obligado a intervenir

Uno de los más sorprendidos con lo que estaba ocurriendo fue el propio Alfredo Pérez Rubalcaba, que se vio obligado a bajar del escenario en el que estaba situado para intentar calmar los ánimos.

El candidato a la secretaría general del PSOE tomó la palabra para pedir tranquilidad y escuchar las reivindicaciones del grupo crítico, a cuyos miembros les trasladó el siguiente mensaje: “Somos conscientes de la situación, y habrá que estudiar, después del Congreso, la pérdida de votos y militantes en territorios como Andalucía y Málaga”.

Polémica con las asambleas para elegir los delegados al Congreso

Según las fuentes consultadas por este diario, “el ambiente ya estaba enrarecido desde primera hora de la tarde”, debido a la decisión, por parte de la ejecutiva provincial, de prohibir dos asambleas para elegir los delegados del partido en Málaga para acudir al 38 Congreso.

En concreto, “estaban programadas dos reuniones en Ronda y Alhaurín el Grande horas antes de la visita de Rubalcaba, pero la dirección del partido en Málaga las vetó para evitar posibles suspicacias con el candidato por quién podía haber sido elegido”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·