Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La principal sorpresa del congreso socialista

Susana Díaz ha colocado a Micaela Navarro en Madrid para librarse de una posible rival en Andalucía

Andalucía

La presidenta del PSOE forma parte del entorno de Chaves y Zarrías y era una de las candidatas a dirigir el partido en la región

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tal y como se esperaba, la federación andaluza es la que más peso tiene en la nueva ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez. Sin embargo, nadie esperaba que Micaela Navarro fuese la elegida para presidir el partido. Su designación deja a Susana Díaz sin una posible rival de futuro.

Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena. Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena.

Según explican dirigentes socialistas a El Confidencial Digital, la elección de Navarro pilló a todos los presentes en el congreso extraordinario de improvisto: “Se esperaba que fuera una mujer y que fuera andaluza, peronadie hubiese pensado en Micaela”.

La ex consejera de Igualdad en la Junta de Andalucía no entraba en ninguna de las quinielas para entrar en la nueva dirección del PSOE, debido sobre todo al sector del partido al que representa: “Es hija política de Chaves y Zarrías, y cuenta con la ‘vieja guardia’ de la federación andaluza”.

Ese perfil, contrario al de Susana Díaz, hacía que algunos vieran a Navarro como una posible rival de futuro para la presidenta de la Junta, o su relevo en la región si ésta decide dar el salto a la política nacional. De hecho, tal y como se contó en estas páginas, la propia Navarro era la elegida en 2012 para suceder a Griñán si éste no conservaba el Gobierno autonómico.

Las fuentes consultadas aseguran que la posible proyección de Navarro, y sus apoyos políticos dentro del partido, son precisamente los motivos que la han llevado a Ferraz: “Díaz le propuso el nombre de Micaela a Sánchez para quitarse a una posible rival y para ser ella la que elija quién la sucede al frente del PSOE en Andalucía”.

Díaz será la que decida sobre Cataluña

Además de la presidencia del PSOE, la federación andaluza tendrá a otro importante representante en la ejecutiva: Antonio Pradas como secretario de Política Federal.

La elección del diputado por Sevilla para ese cargo también ha sido una petición expresa de Susana Díaz, que quería a alguien “de su máxima confianza” en la toma de decisiones del partido sobre el modelo de España.

En este sentido, las fuentes consultadas aseguran que la presidenta de la Junta “será la que lleve la voz cantante dentro del partido sobre el tema de Cataluña”. Díaz, una de las dirigentes socialistas que más ha criticado el desafío soberanista de Mas, dirigirá la estrategia federal para dar respuesta a las reivindicaciones separatistas.

Los barones pidieron a Sánchez que incluyera a Javier Fernández

El Confidencial Digital ha podido contactar con uno de los barones regionales que forman parte de la nueva ejecutiva del PSOE. El dirigente ha alabado la apuesta de Sánchez por los líderes autonómicos y ha asegurado que el secretario general le propuso entrar en Ferraz “al día siguiente de imponerse en las primarias a Madina y Tapias”.

De hecho, según esta fuente, Sánchez consultó con los barones regionales la formación de la nueva ejecutiva y la creación de secretarías diferentes a las existentes con Rubalcaba, con el objetivo de dotar al partido de un “aire diferente”.

Con el que no contó en ningún momento el nuevo secretario general fue con Javier Fernández, presidente de Asturias y uno de los máximos apoyos de Eduardo Madina. Esa actitud, de hecho, fue considerada por muchos como una “venganza” teledirigida por Díaz, que dio un paso atrás al confirmarse la candidatura del diputado vasco.

Finalmente, Fernández formará parte de la cúpula del partido presidiendo el Consejo para la Transición Industrial y Energética, un organismo creado por Sánchez a última hora para atender las peticiones de importantes líderes autonómicos, que “le pedimos un gesto y un esfuerzo con Javier”.

Chacón vuelve con vistas al congreso de 2016

Sobre la oferta de Pedro Sánchez a Carme Chacón para que ésta se integrara en la nueva ejecutiva como secretaria de Política Internacional, el entorno de la ex ministra de Defensa reconoce que la propuesta se produjo “a los pocos días de la elección de los militantes”, aunque la confirmación de la barcelonesa se hizo esperar.

Las fuentes consultadas reconocen que, en el ‘sí’ de la barcelonesa, también influyó la mediación de Susana Díaz, precisamente número dos de la propia Chacón en el Congreso del PSOE de 2012 que finalmente perdió frente a Alfredo Pérez Rubalcaba.

La presidenta de la Junta animó a Chacón a formar parte de la nueva ejecutiva para “formar parte del presente y del futuro del PSOE”. En este sentido, la andaluza explicó a la catalana que no se estaba cerrando ninguna puerta porque “nadie sabe lo que pasará en las generales y en 2016 habrá otro Congreso Ordinario del partido”.

Una ejecutiva “mestiza” para evitar debates internos

La nueva ejecutiva del PSOE, aprobada por el 86,19 por ciento de los votos, es una de las que menos debates ha generado en los últimos congresos socialistas.

Fuentes muy próximas a Pedro Sánchez explican, a este respecto, que el nuevo secretario general ha apostado por el “mestizaje” para evitar, de esta forma, debates internos que perjudiquen al partido: “Sabe que tiene 18 meses hasta las generales y quiere evitar que un partido roto le deje como a Rubalcaba en las europeas”.

Sobre los reproches de Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, asegurando que Sánchez no ha hecho una ejecutiva integradora, el equipo del nuevo líder del partido asegura que “el problema lo tienen ellos dos, ya que sí hay gente que les apoyó y ellos han rechazado cualquier oferta de Pedro”.

En el entorno de Pérez Tapias, sin embargo, se asegura que “ambos se cruzaron en uno de los pasillos del hotel Auditorium  y Sánchez solo saludó a José Antonio, cuando hubiese sido el mejor momento para hablar de la nueva ejecutiva y de integración”.

No obstante, desde Izquierda Socialista, corriente a la que representaba el propio Pérez Tapias, se reconocen “satisfechos” con la elección de nueve de los suyos en el Comité Federal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·