Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Antonio Maíllo defiende más dureza

El pleno del Parlamento andaluz sobre corrupción divide a Izquierda Unida

Andalucía

Dirigentes locales reprochan que sus tres consejeros acepten las explicaciones del PSOE sobre los escándalos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El debate sobre la conveniencia o no de celebrar un debate monográfico en el Parlamento de Andalucía sobre los casos de corrupción que afectan a esta comunidad está provocando fuertes tensiones dentro de Izquierda Unida.

Cayo Lara, Antonio Maíllo y Diego Valderas, en un acto de Izquierda Unida. Cayo Lara, Antonio Maíllo y Diego Valderas, en un acto de Izquierda Unida.

Las vacaciones parlamentarias no ha servido para rebajar la tensión que sufren, juntos y por separado, los dos partidos políticos que conforman el gobierno autonómico andaluz.

Bien al contrario, la ausencia de actividad en la cámara autonómica ha crispado las relaciones entre PSOE e IU a cuenta de la convocatoria de un pleno monográfico y extraordinario sobre la corrupción, tal y como reclama el coordinador de la federación de izquierdas en Andalucía, Antonio Maíllo.

La petición del líder de IU no ha gustado a sus socios del PSOE quienes han rechazado por activa y por pasiva la convocatoria de un pleno sobre corrupción al entender, según su portavoz parlamentario Mario Jiménez, que “se están dando explicaciones de manera sistemática” sobre los casos de corrupción en los que se han visto implicados antiguos altos cargos de los gobiernos socialistas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En la misma línea de los socialistas parecen estar los dirigentes de IU que se sientan en el consejo de gobierno andaluz: el vicepresidente Diego Valderas, Elena Cortés (consejera de Fomento y Vivienda) y Rafael Rodríguez (titular de Turismo y Comercio) han manifestado su satisfacción por la respuesta del ejecutivo autonómico cuando se le ha solicitado información sobre los casos de corrupción en Andalucía.

La queja de las bases contra los consejeros

En las últimas asambleas locales de Izquierda Unida Andalucía se han alzado voces que reclamaban un pleno sobre corrupción en el Parlamento autonómico e incluso la ruptura del pacto de gobierno con los socialistas por los escándalos que implican a personas relacionadas con la Junta.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que en muchas de estas asambleas destacados dirigentes locales de IU han tomado la palabra para reprochar a sus representantes en el gobierno de Susana Díaz haberse “acomodado en sus cargos” y estar “alejados de la realidad social”.

Ha sido el actual líder de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, quien ha presionado para que se celebre en el Parlamento un pleno monográfico sobre corrupción. Maíllo argumenta que su petición “recoge el sentir de las bases”, que consideran “fundamental” desmarcarse de la corrupción “para recuperar la credibilidad en la calle”.

Y es que los casos de corrupción que mantiene imputados a decenas de ex altos cargos de la Junta de Andalucía afectan también al actual gobierno de Susana Díaz, cuyos socios no ocultan su creciente incomodidad, en especial, ante la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas.

La presión se centra ahora en José Antonio Castro, el portavoz del grupo parlamentario de IU. Será Castro quien tendrá que resolver la petición de la dirección regional de Izquierda Unida de solicitar un pleno del parlamento frente a la negativa de sus tres representantes en el gobierno de la Junta.

No quieren “aliarse” con el PP

En el grupo parlamentario de IU la presión del líder de la federación de izquierdas y de buena parte de las bases de esta formación política es una “patata caliente” de difícil solución.

De un lado, el grupo de José Antonio Castro no parece tener la menor intención de incomodar a sus socios de gobierno, ni de “dejarlos solos” frente al PP que, recuerdan, “goza de mayoría en el Parlamento andaluz”.

De otro lado, los parlamentarios de IU han manifestado en reiteradas ocasiones que nunca establecerían alianzas con el PP, al que acusan de todos los males que afectan a Andalucía. Y es que el partido que preside Juan Manuel Moreno Bonilla se ha mostrado dispuesto a apoyar todas las iniciativas parlamentarias contra la corrupción, por lo que entienden que la solicitud de un pleno extraordinario sobre corrupción “daría alas al PP”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·